Mujer joven trabaja en remoto en su casa con el ordenador portátil

Ventajas del teletrabajo para las empresas y los trabajadores

La situación mundial que ha supuesto la pandemia del coronavirus ha provocado un cambio en el paradigma laboral debido al confinamiento impuesto en los países alrededor del planeta. La coyuntura provocó que las empresas se vieran obligadas a que sus empleados tuvieran que realizar teletrabajo, siendo una prueba fehaciente sobre las compañías que estaban preparadas para poder seguir adelante exclusivamente online o bien que el soporte digital asumiera en gran medida la actividad. Los asalariados también han tenido que adaptarse a la nueva realidad, obligados a trabajar desde casa para realizar sus tareas profesionales diarias.

Las dos partes tuvieron que ajustarse con el paso de las semanas, aprovechando la tecnología para poder continuar con la actividad de la empresa. Las compañías han tenido que poner recursos, y los empleados funcionar desde sus propios domicilios, en una tarea que no siempre es fácil por el espacio y las comodidades que tenga la casa, y contar con una zona para el teletrabajo alejada de ruidos o elementos que no permitan llevar a cabo de la mejor manera la actividad profesional. Se ha podido comprobar que trabajar en remoto es efectivo y muchos de los miedos que aparecían sobre la productividad se acabaron disipando. Como se viene diciendo, el trabajo a distancia llega para quedarse.

Viendo las ventajas que supone, las empresas seguirán con este sistema o lo combinaran con la actividad presencial en las oficinas siempre que sea posible. La transformación digital cada vez será más evidente y las oportunidades de empleo irán en aumento, presentado una realidad que años atrás se valoraba como improbable. Pero internet y la pandemia lo ha revolucionado todo, con un cambio de mentalidad incluido que permite pensar en nuevas posibilidades laborales, de funcionamiento e ideas de negocio para el futuro cercano.

La decisión de ofrecer esta modalidad de trabajo a distancia viene empujada por la necesidad a causa de la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19. Los resultados obtenidos en los últimos meses demuestran su efectividad y que en el mercado laboral se abren nuevas opciones relacionadas con el sector tecnológico y el mundo online, que permitirán dar un salto adelante en cuanto a la conectividad de las personas, sin importar el punto del planeta en el que se encuentren. Las ventajas que se presentan son incuestionables y se continuará mejorando un marco que permita mejorar el rendimiento y el talento.

Beneficios del teletrabajo

Mayor productividad: el trabajo remoto en casa permite que el rendimiento del empleado aumente y sea superior que si se tiene que desplazar a la oficina. Con una buena organización en el hogar, las posibilidades de entretenerse son menores, aumentando los resultados profesionales, al tener un mayor grado de concentración y las interrupciones disminuyen ostensiblemente.

Ahorro de tiempo: uno de los inconvenientes de desplazarse para ir al puesto de trabajo es la cantidad de tiempo que se utiliza diariamente, en la suma de los viajes de ida y vuelta ya sea en trasporte público, vehículo propio o caminando. Porque además en muchas ocasiones se sufren retrasos por atascos o el metro experimenta una interrupción en el servicio, situaciones que en ocasiones pueden provocar agotamiento y estrés. El hecho de trabajar en casa permite que se gane tiempo cada día para realizar temas personales, como simplemente poder dormir más.

Aumento de la flexibilidad: una de las cosas que más se agradece es poder tener más libertad, especialmente si los horarios a cumplir no están marcados de manera fija. Planificar y desarrollar las tareas desde el domicilio supone poder ganar en productividad y poder llevar a la práctica responsabilidades personales.

Mejora de la conciliación familiar: trabajar en casa permite no pasar tanto tiempo fuera del hogar por razones de desplazamiento y de jornada laboral. Esto permite estar en el domicilio y poder realizar actividades que permitan una mejor conciliación familiar, compartiendo más tiempo y experiencias con las personas más cercanas. Aunque se tienen que cumplir las obligaciones laborales, se ganaran horas al reloj para poder estar con la pareja y los hijos.

Ahorro de dinero: tanto el empleado como la empresa se verán beneficiados económicamente. El asalariado evitará gastar dinero en conceptos como el trasporte público o la gasolina en lo que refiere a los desplazamientos, o el presupuesto que supone comer fuera. La compañía podrá disponer de unas oficinas más reducidas y mejor optimizadas, y reducir costes en alquileres, material de oficina, muebles, luz y servicio de limpieza. También supone un ahorro económico el hecho que la flexibilidad que ofrece esta modalidad de empleo ayuda a la retención del personal y permitirá que no sea necesario asumir costes como la contratación de nuevos trabajadores y formarlos.

Reducción de la contaminación: el teletrabajo por la condición que mantiene de hacerse desde casa permite que el número de desplazamientos se reduzcan drásticamente para ir a la sede de la empresa o a reuniones, o los viajes de negocios. El medio ambiente se ve beneficiado por la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático. El uso de las videoconferencias y otras vías de comunicación entre los empleados permite evitar traslados. En las oficinas de la empresa se utilizará menos electricidad y agua, además de un menor número de suministros y material de oficina, reduciendo también los residuos.

Mejora en la salud: trabajar online sin tener que realizar desplazamientos ayuda en la mejora de la salud de la persona, gracias al aumento del tiempo libre y la reducción de situaciones de estrés, como por ejemplo, llegar a tiempo al lugar de trabajo. Estas ventajas tienen que ir siempre acompañadas de un estilo de vida saludable con ejercicio y una alimentación sana.

Crecimiento de la satisfacción: la actitud del trabajador se presenta más positiva respecto a sus responsabilidades, suponiendo un mayor rendimiento que se comprueba con los resultados obtenidos. La flexibilidad existente permite que la satisfacción sea superior y paralelamente crezca la implicación hacia la empresa por las facilidades que ofrecen para realizar sus responsabilidades.

Descenso del absentismo laboral: los estudios demuestran que las personas que trabajan en casa tienen un menor índice de bajas laborales. Se produce por diferentes motivos. En lo que se refiere a enfermedades menores, el hecho de quedarse en su domicilio permite que la recuperación sea más efectiva y que no exista riesgo de contagiar a sus compañeros. También se evitan riesgos que existen en los desplazamientos a la oficina, como los accidentes de tráfico o por alguna caída.

Retención del talento: el trabajo flexible permite que el asalariado cuente con una serie de beneficios en su vida personal y laboral que favorece que su implicación por la empresa sea superior que en otras modalidades de empleo. Este aspecto es fundamental para el funcionamiento de la organización de la compañía y los resultados productivos que se obtengan. La rotación de personal es menor en las empresas que ofrecen teletrabajo respecto a las que no tienen esta posibilidad.

Acceso a profesionales de todo el mundo: las oportunidades que ofrece trabajar en remoto permite que se pueda contratar a personas de cualquier punto del planeta, abriendo un abanico de opciones a las empresas, ya que pueden contar con profesionales a los que de otra manera que no sea online no podrían disfrutar de sus servicios. Por este motivo es importante que la transformación digital de la empresa esté ben desarrollada y consolidada.

Deja un comentario