Setup en una home office con mobiliario ergonómico

8 falsos mitos sobre la ergonomía

La postura en el lugar de trabajo es sumamente importante. Por este motivo es preciso tener soluciones de ergonomía para evitar problemas físicos. El diseño orientado al bienestar integral es básico para proteger la salud y mantener los niveles de productividad y motivación.

Aun así existen percepciones erróneas que persisten. La configuración de la home office tiene que estar acorde con las funciones que se realizan y las características de la persona, con muebles, dispositivos y accesorios que posean un diseño ergonómico para optimizar la salud y la productividad en el puesto de trabajo.

En las personas que pasan muchas horas sentadas delante del ordenador es especialmente importante que tengan material de este tipo, para estar cómodo y mantener una postura correcta, que la columna vertebral no sufra y evitar así riesgo de lesiones. Igual de fundamental es para aquellos que realizan otras actividades profesionales.

Los beneficios son numerosos. Su funcionalidad mejora las condiciones de trabajo, aunque se necesita una inversión inicial para poseer un equipo completo.

Falsas creencias sobre la ergonomía

El desconocimiento hace que personas realicen afirmaciones falsas, con conceptos erróneos que en ocasiones de popularizan.

1. Significa comodidad

Mucha gente lo relaciona con la comodidad. Si bien es cierto que los diseñadores buscan que los muebles y accesorios sean confortables, el objetivo primordial no es este, sino que sean saludables, que aporten una buena postura para que no se conviertan una fuente de problemas físicos.

La eficiencia y la seguridad dan sentido a la ergonomía conjuntamente con la comodidad, porque el usuario debe sentirse bien mientras está trabajando. Lo que es cómodo no siempre  es sano para el cuerpo. Un sofá te puede hacer sentir muy bien, pero también mantener una postura con la que la columna vertebral se encuentra torcida. Y al contrario. Quizás con un escritorio de pie no te sientes holgado como si estuvieras sentado, pero en cambio tu espalda se mantendrá recta.

2. Son para personas con problemas físicos

La ergonomía tiene su razón de ser en evitar que se produzcan problemas físicos, como dolor o lesiones muscoesqueléticas. Desarrolla la salud preventiva para corregir malas posturas y reducir al máximo las opciones que aparezcan molestias o una lesión a causa de acciones repetitivas o esfuerzos continuados.

Cualquier persona corre el riesgo de sufrir una lesión a causa de las tareas laborales que realiza, por lo que una correcta configuración ergonómica es básica como medida de prevención.

Este tipo de mobiliario y dispositivos sirven para cualquier individuo, no es necesario padecer un dolor o algún problema físico, aunque mucha gente los compra cuando tienen ya una lesión, porque ayuda en su recuperación.

3. Son solo para trabajar en una oficina

Cualquier entorno laboral es susceptible de tener material ergonómico, no se limita a solo en la oficina o para trabajar desde casa. No es únicamente necesario para la imagen típica de una persona que está todo el día escribiendo delante del ordenador, sentado en una silla y apoyado en una mesa.

Para los que escriben y teclean en la computadora es esencial para mantener una postura correcta para evitar sufrir consecuencias físicas, pero también lo es para el vendedor que debe estar toda la jornada de pie, ya que una alfombrilla antifatiga es de gran ayuda.

El diseño ergonómico es para toda industria y sector. Está confeccionado para cualquier parte del cuerpo y es necesario que sea funcional.

4. Son caros

La idea que un producto de este tipo tiene un precio elevado, y que es más caro que cualquiera que no tenga la etiqueta de ergonómico, está extendida. En algunos casos es correcto, pero el sector cada vez es más competitivo y el rango de precios es amplio.

En un inicio el presupuesto puede ser importante, pero esta es una inversión en salud y a largo plazo saldrás ganando en productividad, lo que los convierte en rentables.

5. Son una pérdida de dinero

Aunque la inversión al principio sea elevada, tener a los miembros de la compañía saludables es un ahorro de tiempo y dinero. Las empresas tienen que seguir una cultura laboral correcta con sus empleados, se encuentren en la sede o en remoto.

Después de una evaluación del entorno de trabajo y la inversión en ergonomía se beneficiarán porque se incrementará la productividad, el compromiso de sus asalariados, la tasa de retención de estos y atraerá nuevos talentos. También será una promoción de las medidas de seguridad e higiene y reducirá las consultas médicas y las bajas laborales.

6. Solución única para todos

Cada tipo de tarea y persona es diferente, por lo tanto, no existe una solución única para todos. Lo que para uno sirve no tiene por qué a otro. La homogeneización debe evitarse, ya que aunque ponga ergonómico no significa que te vaya bien.

Son muchos factores los que entran en juego. El mobiliario y los dispositivos se tienen que adaptar en sus diseños a la persona y sus necesidades para obtener los mejores resultados.

Es fundamental tenerlo en cuenta cuando se haga la inversión inicial. Es importante valorar factores como la altura, tamaño y peso, así como las posturas que se realizan y los movimientos forzados o repetitivos.

7. Solo es marketing

Hay personas que piensan que es simplemente un elemento publicitario para vender más y hacerlo a precios superiores. Que no tiene ningún beneficio para la salud y que todo se trata únicamente de una campaña de marketing por parte de las empresas del sector del mueble y tecnológico.

Hay gente que no ve que detrás hay investigación e innovación por parte de las compañías para que sus productos cumplan con los requisitos ergonómicos necesarios. Todo tiene un sentido. Los materiales, medidas, posiciones, ángulos, soportes y acolchados obedecen a unas características concretas.

Las sillas de oficina son un claro ejemplo. Muchas no tienen un soporte lumbar adecuado o carecen de él, o los mecanismos de ajustes no son apropiados. Por eso está la ergonomía, para solucionar estas carencias. Y si es con un diseño atractivo está claro que ayudará a vender.

8. No sirven para nada 

Hay personas que son muy escépticas respecto a este tema. Pero lo que no tienen en cuenta es que si funciona no lo notas, tu cuerpo no da ninguna señal por qué no existen molestias y dolores iniciales. En el momento que no se utilizan productos ergonómicos en un tiempo prolongado es cuando pueden aparecer y desembocar en una lesión crónica si no se trata.

Su función es preventiva. En primera instancia es necesario hacer una evaluación del lugar de trabajo para cubrir las necesidades por el tipo de tareas a realizar. Con su uso las posibilidades de tener algún problema físico se reducen notablemente.

Deja un comentario