Una mujer se toca la muñeca porque padece el síndrome del túnel carpiano

Síndrome del túnel carpiano: prevención, causas y tratamiento

Teclear todo el día en el ordenador y efectuar una actividad repetitiva como esta o el uso del ratón provoca que partes del cuerpo se pueden resentir. El síndrome del túnel carpiano es una afección producida por la compresión del nervio mediano, que se encuentra en la muñeca y que provoca hormigueo y entumecimiento en los dedos y debilidad en la mano.

Al aparecer los primeros síntomas, como que se te duerman los dedos, se tiene que empezar a tratar porqué empeora progresivamente provocando un menor grado de fuerza de agarre y falta de coordinación por la inferior capacidad del dedo pulgar para hacer la pinza.

Si no es atendido correctamente tendrá consecuencias no solo en la productividad laboral sino también en la vida personal, ya que se vuelve un problema crónico y si los daños son permanentes pueden llevar a una cirugía. Es más común en mujeres que en hombres.

Lo recomendable es tener una home office configurada adecuadamente para trabajar desde casa, que permita tener durante la jornada laboral una postura correcta del cuerpo que no provoque problemas físicos. Tomar descansos y realizar estiramientos es imprescindible.

Como siempre la prevención es lo más importante y en el caso de aparecer los primeros síntomas enseguida tratarse con un médico para que haga un diagnóstico y decida tratamiento. El traumatólogo es el especialista que trata el síndrome del túnel carpiano.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano se produce cuando el nervio mediano, uno de los principales nervios de la mano, se aprieta o comprime en el túnel carpiano, que es una cavidad que se encuentra en la muñeca, por donde también transcurren los tendones flexores que sirven para doblar los dedos.

El nervio mediano desemboca en los dedos pulgar, índice, medio y el lado del anular adyacente al medio y les proporciona sensación. La presión que sufre hace que pierda espacio y provoque la afección, que puede producirse a causa de movimientos repetitivos en la zona afectada.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

Después de un largo día de trabajo, al que ya se le acumulan semanas y meses realizando la misma actividad, notas que las muñecas te duelen, que tienes un hormigueo y entumecimiento en los dedos pulgar, índice, medio, y anular, o debilidad en la mano.

Los síntomas van aumentando con el paso del tiempo y padecen un aumento gradual si no se trata. En una fase inicial puede ser que estas manifestaciones aparezcan y desaparezcan, para volverse más frecuentes posteriormente y convertirse en permanentes.

También puedes tener dolor en la muñeca y antebrazo, y dificultad para sostener objetos, conducir o simplemente ponerte la ropa.

Los síntomas más característicos son:

-Hormigueo, entumecimiento, dolor y ardor en la palma de la mano y en los dedos, especialmente el pulgar, índice, medio y anular

-Dolor y hormigueo desde la muñeca al hombro

-Debilidad en la mano y los dedos para el agarre de objetos

-Falta de coordinación en la mano

-Sensación de cambios de temperatura en la mano, notando que está fría o caliente

Causas de la afección

Los factores de riesgo que provocan la aparición de esta afección son varios:

Movimientos repetitivos: realizar la misma acción de forma continuada y prolongada en el tiempo provoca la inflamación de los tendones de la muñeca y que presione al nervio. También si las manos están sujetas a vibraciones o temperaturas frías.

Posición de la mano y la muñeca: realizar acciones durante tiempo que impliquen la flexión y extensión de la mano y la muñeca lleva a la presión sobre el nervio.

Lesión: si anteriormente se ha padecido una lesión de muñeca, como una fractura o un esguince.

Edad: el mayor porcentaje de personas que lo padecen tienen entre 40 y 70 años. Raramente se produce antes de los 30.

Herencia: en algunas personas el túnel carpiano es más pequeño de lo habitual, lo que provoca que de por si el nervio tenga menos espacio.

Salud: afecta directamente a personas que sufren enfermedades como la diabetes, obesidad, hipotiroidismo y artritis reumatoide.

Embarazo: pueden provocar hinchazón los cambios hormonales de las mujeres que se producen durante el embarazo.

Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano

En el puesto de trabajo es necesario tomar medidas para prevenir la lesión, y con los primeros síntomas actuar de manera inminente para que no empeore.

Disminuye la fuerza

Controla la intensidad que utilizas para escribir en el teclado del ordenador. Una fuerza excesiva irrita a los tendones y ligamentos de la muñeca.

Comprueba la posición

La posición de manos y muñecas cuando se escribe en el teclado es muy importante. Las muñecas deben mantenerse sin doblar, por lo que los antebrazos deben estar rectos desde los codos hasta los dedos. Un reposamuñecas es de gran ayuda para esta situación.

Postura correcta

Mantener una buena postura en el trabajo es fundamental para no tener problemas físicos como dolores, contracturas y lesiones. Toda la posición del cuerpo está alineada para que no sufra ninguna incidencia, por eso la espalda tiene que estar recta y que no se encorve.

Toma descansos

Es saludable que durante la jornada laboral tomes descansos de forma frecuente para que el cuerpo no quede entumecido y la cabeza se despeje. Estos respiros proporcionan que se deje de realizar una tarea repetitiva como la de teclear.

Realiza estiramientos

Los estiramientos de los músculos y tendones siempre se recomiendan para prevenir lesiones. Hacerlo en las muñecas y extremidades superiores permiten aliviar tensión y rigidez acumuladas.

Evita el frío

Las bajas temperaturas provocan que la rigidez de músculos y articulaciones sea mayor, por lo que es importante que en el teletrabajo la temperatura ambiente está bien controlada para no pasar frío. Mantener manos y muñecas calientes, y si es necesario utilizar guantes o compresas térmicas.

Tratamiento

Los síntomas que padezca y el grado de la afección marcaran el tratamiento a seguir indicado por los servicios médicos.

Descanso: cuando el origen se produce por un movimiento repetitivo lo más adecuado es realizar la acción con menos frecuencia, o simplemente dejar de hacer la actividad durante el tiempo que marque el médico.

Ejercicios: los estiramientos fortalecen la zona, mejoran la circulación y permiten reducir la presión que se produce en el nervio mediano.

Ergonomía: utilizar muebles y accesorios ergonómicos para que el cuerpo pueda adquirir una mejor postura y ninguna zona sufra daño alguno. Es básico para que la localización del túnel carpiano no sufra un teclado y ratón ergonómicos para el ordenador. También es preferible el uso de un reposamuñecas. De igual manera es importante estar sentado a una altura correcta respecto al escritorio.

Inmovilización: con el objetivo que por la noche las muñecas no tengan ningún tipo de movimiento se puede usar una férula para dormir para que la zona no sufra y por la mañana no te levantes con hormigueo o dolor.

Frío: una terapia con hielo ayuda a reducir la hinchazón y alivia el dolor. Puedes aplicar compresas frías y con hielo en la zona afectada, sin superar los 20 minutos de duración y con una barrera para que la piel quede protegida y no sufra ningún daño.

Yoga: los estiramientos y movimientos que se realizan en las sesiones de yoga van bien para reducir el dolor y recuperar fuerza de agarre.

Los tratamientos con medicación consisten en la administración de antiinflamatorios e inyecciones de cortisona. Si ninguno de los procedimientos desarrollados causa efecto y la afección no desaparece o remite ostensiblemente, el paciente tendrá que pasar por quirófano para que se le realice una operación conocida como liberación del túnel carpiano.

Deja un comentario