Un usuario conecta un router para tener wifi

Cómo aumentar la señal wifi en casa

Es muy molesto estar en partes de tu propia casa y que la señal wifi sea débil o inexistente. O que la navegación se ralentice considerablemente. El teletrabajo conlleva que estés conectado a la red. Es una de las características principales de esta modalidad y una de sus razones de ser. Por este motivo es tan importante que no se produzcan problemas con el servicio de internet.

Las incidencias con la red inalámbrica pueden producirse por diferentes motivos, como que el router no se encuentra bien situado, que tenga obstáculos que impidan hacer pasar la transmisión o que se produzcan interferencias. Si hay problemas primero puedes verificar el servicio de internet a través de un cable Ethernet conectando el ordenador al modem o hacer alguna prueba de velocidad a tu fibra óptica o banda ancha.

En un domicilio pueden estar conectados al mismo tiempo diferentes ordenadores, teléfonos móviles, tabletas y televisores que necesitan una buena recepción de la señal wifi. En el trabajo desde casa es primordial tener velocidad y estabilidad en la red de internet inalámbrica, y no perder intensidad, sin que se produzcan zonas muertas donde el wifi no llega a toda la casa.

Cómo mejorar la cobertura del wifi

Para que la señal wifi se mantenga en una buena intensidad y tenga cobertura en todo el domicilio existen trucos para que el rendimiento y el alcance no se vean afectados.

Coloca el router en un lugar adecuado

Para que la señal wifi se pueda expandir con toda la potencia lo más conveniente es colocar el dispositivo en un espacio en el centro de la casa, en un lugar elevado y no en el suelo. Es la mejor manera de colocarlo para que la señal se reparta correctamente por todo el domicilio. Es una acción básica para una correcta cobertura inalámbrica.

También es importante que se sitúe en un espacio abierto, sin obstrucciones de salida, por lo que no cometas el error de situarlo en un sitio cerrado, como un armario, porque te parece poco estético que esté a simple vista. La transmisión de las ondas se produce en todas direcciones, por lo que si se encuentra en el suelo pierde parte de esta capacidad de expansión.

En el caso de las casas con de 2 pisos, mejor si se encuentra en una zona elevada, cerca del techo del primer piso. Si el dispositivo tiene antenas, ponerlas en perpendicular, una en vertical y la otra en horizontal.

Una buena idea es colocarlo en la habitación donde más vayas a usarlo. Es recomendable que no esté situado cerca de electrodomésticos que emitan también ondas del mismo tipo. La cocina no es una buena idea porque tiene hornos microondas, lavavajillas y nevera, y en algunos casos también la lavadora y la secadora. Mejor si se encuentra apartado de estos dispositivos.

Router siempre actualizado

Como cualquier máquina que tenga actualizaciones, estas siempre deben estar al día. Es la manera que funcione correctamente y además que se mantenga la máxima seguridad ante un intento de robo de señal o ataques de ciberdelincuentes para sustraer datos personales y utilizar el ancho de banda. El firmware siempre debe estar actualizado.

Antena con más potencia

Dependerá del proveedor y del modelo, pero los enrutadores caseros acostumbran a tener antenas pequeñas de alcance relativo o hasta no llegan a tener. Es una buena solución abastecerse con una antena externa y que además sea grande, porqué ofrece mayor cobertura. Adquirir una de estas características permite que la señal llegue más lejos y con mayor potencia. Pueden ser omnidireccionales, que envían la señal en todos los sentidos; o direccionales, en sólo una dirección.

Adquiere un repetidor

Es una solución que funciona muy bien. Con un repetidor de señal wifi podrás ampliarla sin que pierda potencia y llegue con fuerza a todos los rincones del domicilio. La instalación es sencilla.

Configurar un sistema wifi en malla

Si tu domicilio es de un tamaño grande y tiene muchos rincones, una buena solución a problemas con la cobertura inalámbrica es un sistema wifi en malla. El router principal contará con varias unidades satélites que se instalan en diferentes puntos de la casa. Esta es una solución efectiva pero más cara que instalar repetidores.

Contraseñas seguras

La conexión del router tiene que estar protegida a través de un password que presente complicaciones para que nadie pueda acceder. El wifi nunca debes tenerlo abierto o con una contraseña débil a riesgo no solo que un vecino utilice tu señal, sino porque hackers pueden acceder a sus datos personales o utilizar la conexión para cometer actos delictivos.

La contraseña tiene que presentar diferentes niveles de complejidad, como que sea larga en cuanto a caracteres, mezcle minúsculas y mayúsculas, aparezcan letras, números y símbolos; y mejor aún si no es ninguna palabra reconocible.

Cambiar el canal wifi

Un enrutador puede transmitir por diferentes canales. Si el que usas es el predeterminado y no opera como esperas, puedes cambiar a otro. Las interferencias con dispositivos electrónicos y teléfonos móviles son una de las culpables más comunes de que no funcione bien.

Cambiar la frecuencia

Si el dispositivo es de doble banda cámbiala a 5GHz en vez de tenerla a 2,4 GHz. Encontrarás menos interferencias y una velocidad mayor.

El truco de desconectar e iniciar

Es el remedio más antiguo y sencillo para un aparato eléctrico. Y lo bueno es que resulta en muchas ocasiones. Si no funciona correctamente, lo mejor es desconectar los cables, volverlos a enchufar y encender el dispositivo. También puedes probar únicamente con reiniciar.

Contrata un mejor plan de internet

Cada uno debe tener el plan adecuado a sus necesidades. Existen muchos proveedores de internet y ofrecen planes con diferentes características y precios. Si el que tienes no cumple tus expectativas por la capacidad de carga y descarga de datos o la velocidad, porque al mismo tiempo se conectan varios ordenadores y teléfonos móviles de los integrantes de la familia, lo mejor es cambiar a otro plan con unas propiedades superiores, ya sea con la misma compañía u otra.

Habla con el proveedor

Si no funciona correctamente el wifi ponte en contacto con tu proveedor de internet para abrir una incidencia y que el servicio técnico encuentre una solución.

Motivos por los que la señal wifi es mala

Cuando en el domicilio tenemos mala o nula señal wifi se produce por diferentes factores:

Distancia: los routers que hay en los domicilios tienen una capacidad de transmisión limitada en cuanto a distancia. Depende del proveedor de servicios de internet del dispositivo que se disponga. Las características de este aparato y las del hogar marcaran si se producen problemas de cobertura en algunos lugares, y como más se aleje del dispositivo, la conexión en alguna habitación no llega o solo lo hace de manera débil.

Obstrucciones: hay elementos y dispositivos repartidos por todo el hogar que frenan o bloquean del todo las ondas del wifi, como paredes, muebles, objetos de todo tipo y electrodomésticos. Cosas hechas de metal también afectan a la transmisión.

Interferencias: en el domicilio tenemos dispositivos que producen esta obstrucción porque la señal wifi se encuentra en la misma banda de radiofrecuencia de otros dispositivos como son teléfonos móviles, radios, televisores, hornos microondas, walkie talkies y monitores para bebés. Además en lugares con densidad de población elevada se puede producir una distorsión entre diferentes redes wifi que impiden la buena transmisión inalámbrica para la navegación por internet.

Potencia del router: no todos los enrutadores del mercado tienen la misma potencia. Esto hace que los de gama baja ofrezcan características menores que los de calidad media o alta, como la capacidad para ofrecer la señal a todos los dispositivos que se pueden conectar de forma simultánea.

Uso del ancho de banda: la capacidad de la conexión tiene que ver de manera directa. Si no es elevada cuando se descargan archivos pesados la red se ralentiza y provoca que la intensidad de la señal sea menor.

Proveedor de internet: puede ser que la empresa con la que tenemos contratado el servicio de internet no esté aportando la calidad de velocidad de descarga que tenemos contratado. En este caso lo recomendable es comprobarlo conectándose a través de un cable Ethernet.

Deja un comentario