Una mujer abre las cortinas y una ventana para ventilar su casa y exista una buna calidad del aire

Cómo mejorar la calidad del aire en casa de forma fácil

Un teletrabajador pasa buena parte del día en su casa. Esta circunstancia hace que la vivienda deba tener las mejores condiciones para la salud de la persona y su rendimiento laboral. Por este motivo es tan importante que la calidad del aire en el hogar sea óptima.

Es de vital importancia asegurar que haya una buena ventilación en casa, especialmente en el espacio de trabajo por las horas que pasas en este lugar. El efecto dependerá de las características de la vivienda, la distribución de las habitaciones, las salidas al exterior existentes y los materiales con que está hecho el edificio.

La calidad del aire afecta a la salud de las personas, especialmente ante una exposición prolongada. Es el aire que respiras en el interior de casa. Para mantenerse saludable se tiene que materializar un entorno seguro en un espacio limpio, para reducir la exposición a alérgenos y sin que se reúnan olores desagradables, contaminantes y sustancias tóxicas.

Una mala ventilación, con un ambiente cerrado, afecta a la productividad, puede provocar falta de concentración, sueño, dolor de cabeza e irritación de los ojos.

Consejos para ventilar la casa

Controlar la higiene del aire es un aspecto importante para estar en las mejores condiciones para trabajar en casa. Respirar correctamente proporciona las mejores condiciones para las tareas profesionales y asegurar el rendimiento, además de no tener sensación de frío ni calor. Cumple con una serie de aspectos para poseer una habitación bien ventilada, así como el resto del domicilio.

Ventanas abiertas

Ventilar la casa cada día es un elemento fundamental para que el aire se mantenga limpio y renovado. La manera más natural de conseguir una buena ventilación es abrir las ventanas. Hazlo por la mañana y en cualquier época del año. No sufras por el frío en invierno. Con solo que se mantengan abiertas unos minutos ya consigues el objetivo de tener la vivienda con una buena calidad del aire.

Los conductos del aire siempre limpios

El mantenimiento correcto de los conductos del aire es básico para un ambiente saludable en la vivienda. Si se encuentran sucios y se acumula una gran cantidad de polvo hace que en el interior de la casa el aire no esté limpio.

Instalación de filtros de aire

Un filtro de aire permite purificar el interior de la casa para eliminar sustancias contaminantes, y que el aire acondicionado funcione correctamente. Realiza un mantenimiento adecuado y cámbialos cuando toque, especialmente si eres propenso a las alergias.

Elimina productos contaminantes

Hay productos que tienen elementos químicos que pueden causar molestias al respirar si se tienen cerca, como los relacionados como pinturas, adhesivos y de limpieza. Estos mejor no tenerlos en casa y sustituirlos por otros que no provoquen malestar, o almacenarlos en algún lugar apartado, como el garaje o algún espacio en el exterior. Mejor si los materiales que tienes cerca en la home office, como el mobiliario, tejidos y pinturas, son de origen natural.

Utiliza un deshumidificador

En los lugares donde los niveles de humedad acostumbran a ser altos es preciso que en el interior de casa haya un deshumidificador para que el ambiente interno de la vivienda sea más saludable, que elimine posibilidades que se produzca moho y hongos o se acumulen las bacterias, que pueden provocar problemas respiratorios. El aparato debe tener un mantenimiento para que funcione correctamente.

Correcto funcionamiento de los extractores

Asegúrate que los extractores de aire que tienes en el domicilio funcionan de manera correcta, como los del baño. Se encargan de retirar el aire y permiten que haya una renovación en el ambiente.

Extractor de la cocina

En la cocina se reúnen diferentes factores que hacen que el aire no se encuentre suficientemente fresco si no hay una correcta ventilación. La campana extractora debe mantenerse siempre limpia para que funcione correctamente, elimine tanto la humedad del vapor como los olores que se producen al cocinar y si usas fogones de gas expulse las partículas de combustión que se produzcan.

Controla el termostato

El interior del domicilio siempre tiene que permanecer a una temperatura adecuada en relación a la época del año. No es bueno que el termóstato marque una temperatura demasiado elevada en invierno porque hace que el ambiente se encuentre recargado si la ventilación no es la adecuada. Los termostatos inteligentes permiten que se regule automáticamente.

Plantas de interior

Una teletrabajadora está en la home office de su casa rodeada de plantas con un ordenador portátil y una cámara fotográfica

Es otro medio natural para mantener el aire limpio dentro de casa. Las plantas de interior además de ser estéticas y aportar bienestar proporcionan una mejora en el ambiente porque absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno. Todo en su justa medida. No es necesario recargar todo el domicilio y la home office de plantas.

No utilizar velas y ambientadores

Aunque proporcionan un buen aroma y un efecto relajante, las velas y los ambientadores no son apropiados para tener una buena calidad del aire. Contienen productos que pueden ser perjudiciales para la salud. No abuses de las fragancias y deshazte de los aerosoles.

Alfombras libres de polvo

Las alfombras son un elemento decorativo y de comodidad en una casa. Se encuentran situadas en el suelo y tienen el inconveniente que acumulan mucho polvo y otros tipos de suciedad. Por este motivo es tan importante mantenerlas siempre limpias, para minimizar que reúnan sustancias nocivas. Tienen que limpiarse con regularidad, pasando por encima la aspiradora y también ventilándolas.

Limpieza del hogar

Un factor que determina que el ambiente sea saludable es que la casa se mantenga limpia. Es preciso seguir todas las normas higiénicas para mantener la vivienda aseada, libre de polvo y sin ninguna sustancia nociva en todos los rincones del hogar. Trabajar en casa no es una excusa para no limpiar, todo lo contrario. Pasas más horas y es imprescindible asegurar la pulcritud para estar en un entorno saludable.

No fumar dentro de casa

Fumar no solo es nocivo para la salud de la persona que lo hace, sino también para aquellos que le rodean. En una vivienda se ven afectados todos los que viven en ella, que respiran el humo del tabaco. El mal olor queda impregnado en paredes, muebles y tejidos y si lo haces en una habitación que no tenga una ventilación adecuada o no disponga de ventanas, el ambiente se ve extremadamente cargado. Si no puedes evitar fumar mientras trabajas es preciso que lo hagas en el exterior, si dispones de balcón, terraza o jardín, y si no en la ventana.

Deja un comentario