Mujer que hace teletrabajo con el ordenador portátil tiene varias plantas de interior en su oficina en casa

Las mejores plantas de interior para la oficina en casa

Las plantas de interior son un elemento saludable y decorativo en una casa. Una home office es un espacio de trabajo que debe ser atractivo y atraer la inspiración para que el rendimiento y la productividad sean siempre presentes.

No es necesario confeccionar un jardín botánico o ser un experto en jardinería para tener plantas de interior en la oficina de casa. Hay muchas que son fáciles de cuidar y solo precisan de un mínimo mantenimiento. Requieren poca atención y solo necesitan cuidados básicos.

Las plantas de oficina con poca luz hacen que además no tengas que estar pendiente si tiene una iluminación solar directa.

La variedad existente en el reino vegetal hace que las haya de todas las formas y especies, así como las que ofrecen también flores y frutos. Las encuentras ideales para poner en macetas sobre la mesa, en estanterías o en el suelo.

Aprovecha para convertir el despacho en un lugar acogedor, que inspire, aporte buenas vibraciones y satisfacción en el trabajo. La vegetación proporciona un toque de color a la oficina, crea un espacio más natural y un estilo que no es monótono.

La NASA realizó un estudio sobre capacidad purificadora del aire de las plantas, para investigar situaciones como las que se encuentran los astronautas en las estaciones espaciales y encontrar soluciones.

En esas condiciones, los resultados indicaron que en la fotosíntesis además de absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno, las plantas de interior son capaces de eliminar sustancias tóxicas como el benceno, el formaldehído y el tricloroetileno.

¿Qué beneficios tienen las plantas de interior?

Son notables las propiedades beneficiosas que tienen las plantas de interior en un hogar, que sirven para proporcionar bienestar y factores saludables.

  • Mejoran la calidad del aire: existen muchas plantas de interior que son filtros de aire, porque a través de la fotosíntesis convierten el dióxido de carbono en oxígeno. También son capaces de eliminar del ambiente sustancias tóxicas como el formaldehído y el benceno.  Hacen que sea un lugar más saludable.
  • Mejoran la salud: su presencia y las propiedades que tienen mejoran el estado de ánimo y la salud de la persona, especialmente sobre problemas de índole mental como el estado de ánimo. También en incidencias físicas como las cefaleas. Relajan y reducen el estrés.
  • Efecto humidificador: son capaces de liberar casi la totalidad del agua que absorben, repercutiendo en el aumento de la humedad en el ambiente. Inciden de manera directa en la mejora del sistema respiratorio y en evitar la tos, dolores de garganta, resfriados y piel seca.
  • Aumento de la productividad: ayudan a mejorar el rendimiento y saber gestionar las tareas porque la persona se encuentra en mejores condiciones cognitivas.
  • Incrementan la concentración: la mejora en aspectos físicos y psicológicos repercute en un crecimiento en la atención y poder concentrarse mejor y durante más tiempo para completar tareas.
  • Elevan la comodidad: estar en un ambiente de trabajo adecuado respecto a las condiciones ambientales repercute en desarrollar un mayor confort. Esta sensación de comodidad también lo consigues a través de ser un producto decorativo.
  • Elemento de inspiración: estar rodeado de vegetación o tener algún elemento verde en el espacio de trabajo ayuda a expandir la inspiración y la creatividad.
  • Reducción del ruido: las plantas de interior tienen la capacidad de ser un aislante acústico. Resultan efectivas para disminuir el sonido que se produce en el interior y el exterior de la habitación.
  • Reducen la electricidad estática: la generación de humedad en el ambiente disminuye la presencia de electricidad estática y que se puedan producir descargas, porque esta energía aumenta en entornos secos.

Cómo elegir las plantas para la oficina

Para decidir que plantas tener en la oficina debes tener en cuenta algunos aspectos, tanto respecto a tu disposición como conocimientos de jardinería, como las características de la habitación donde se ubicarán.

Iluminación

Es uno de los aspectos más importantes a la hora de escoger plantas en espacios de trabajo. Comprueba las condiciones de iluminación del despacho, porque hay plantas que necesitan luz natural, mientras que otras se desenvuelven a la perfección si es artificial.

Piensa en los rincones donde las quieres situar teniendo en cuenta la luz directa y la indirecta. Algunas no pueden estar expuestas a los rayos del sol, mientras que otras necesitan lugares oscuros.

Espacio

Como cualquier elemento que quieras colocar en un despacho doméstico o en cualquier habitación de la casa, debes tener en cuenta las características de la estancia, con sus dimensiones, los muebles que hay y las necesidades que tienes para desarrollar las tareas profesionales.

Tienes que elegir el lugar de las plantas respecto a estos puntos, para que no sean un componente molesto para tus quehaceres, como si la vas a situar sobre el escritorio, o entorpezcan el paso. Especialmente en este sentido es relevante las medidas de las macetas y el tamaño que llega a hacer la planta.

También ten en cuenta el nivel de sensibilidad a las temperaturas y las corrientes de aire, si estarán situadas cerca de un aparato de aire acondicionado o un radiador. Antes de decidirte por una u otra, valora donde vas a colocarlas.

Cuidado

Si no dispones de demasiado tiempo o eres de los que te olvidas con frecuencia el hecho de regarlas, decídete por plantas de interior con poco mantenimiento, que solo te pidan unos cuidados básicos para sobrevivir.

Valora cual es el compromiso al que puedes llegar por tus circunstancias y forma de ser. La elección tiene que ir en consonancia a esto. Decídete por plantas resistentes si no les puedes prestar demasiada atención, mientras que si te gusta la jardinería y puedes asumir los cuidados inclínate por unas que necesiten mayor cuidado.

Estilo

En una home office debes sentirte cómodo y que te motive. Es un lugar donde pasas muchas horas cada jornada. Por este motivo es fundamental que lo decores a tu gusto, en un estilo con el que te sientas bien y siempre valorando tus posibilidades económicas.

Dale personalidad a tu lugar de trabajo en casa, con un diseño y estilo que te aporte bienestar. Crea un hábitat inspirador. En la decoración la vegetación con sus colores y formas son un papel fundamental para crear esta atmósfera productiva.

Aroma

Las fragancias de las plantas y las flores son una característica natural que poseen. Aportan aromas frescos y bienestar. Los olores son capaces de producirte recuerdos y trasladarte al pasado.

Cuando escojas la vegetación que colocarás en tu espacio de trabajo ten en cuenta su esencia y el aroma que van a deprender. Valora que se intensifica en un lugar cerrado. Procura que no sea molesto o demasiado fuerte.

¿Cuáles son las mejores plantas para oficina?

Si te preguntas qué planta poner en un despacho debes saber que tienes una gran variedad de tipos y especies para elegir que se adapten a tus gustos, necesidades y condiciones del espacio de trabajo.

Las mejores plantas de oficina para interiores son:

Sansevieria

La sansevieria tiene diferentes denominaciones. También es conocida como cola de serpiente, lengua de suegra, lengua de tigre y lengua de vaca. Destaca por su capacidad para purificar el aire y el poco mantenimiento que necesita.

Es un tipo de planta de interior resistente que aguanta muy bien la falta de riego. Necesita poca agua y puedes tardar a hidratarla un mes, con la tierra seca, sin ningún problema para su supervivencia. Regarla a menudo es contraproducente.

Demuestra una gran capacidad de acomodarse al ambiente. Se adapta a diferentes condiciones de luz, tanto si es un espacio bien iluminado como si destaca por tener poca claridad; así como a corrientes de aire y temperaturas cálidas y frías.

Aloe vera

Es una de las plantas más valoradas por todas las propiedades saludables que tiene y el uso que se le da. En una oficina en casa no puede faltar. No solo por su belleza y cómo elemento decorativo, sino por todos los beneficios que aporta.

El aloe vera es una planta purificadora de aire. Le gusta la luminosidad, así que la mejor opción es que esté cerca de una ventana. No es necesario regarla demasiado. Cada 5 días es suficiente.

El gel que tiene en el interior de sus hojas tiene múltiples usos. Su aplicación sirve para curar una herida provocada por un corte o para quemaduras de poca consideración.

Cactus

Si te encuentras cactus en el desierto, ya puedes entender que no necesitan demasiada agua para sobrevivir. El mayor cuidado que debes tener es no pincharte con sus espinas. Para un entorno de trabajo es ideal porque necesita poco cuidado y ocupa poco espacio.

Es muy resistente y tiene suficiente con ser regado una vez a la semana. Algunas especies hasta solo en una ocasión al mes. Lo que sí necesita es luz solar directa. Un cactus al lado del ordenador absorbe las radiaciones electromagnéticas que desprende.

Suculentas

Son ideales para colocarse sobre el escritorio. Aportan textura por sus características hojas gruesas, donde almacenan agua, como en los tallos y las raíces, ya que absorben la humedad del ambiente. Precisan riego semanal.

Para su supervivencia es fundamental que el agua no quede encharcada y que haya un drenaje correcto en la maceta. Necesitan tener mucha luz.

Poto

Es una planta clásica en las oficinas por sus características, ya que se adapta a diferentes circunstancias del entorno y es de fácil cuidar. Destaca por sus resistencia, las propiedades para purificar el aire y por sus dotes decorativas.

No necesita un mantenimiento constante. Precisa agua una vez por semana. Fíjate cuando el sustrato está seco, porque es entonces cuando necesita hidratarse. Si observas las hojas amarillas es que se la ha regado en exceso, mientras que si ves que empiezan a decaer es que lo necesita.

Se desarrolla en ambientes con poca luz y en áreas bien iluminadas. Prefiere una luz solar indirecta.

Zamioculca

Es una de las plantas de interior más fáciles de cuidar. Es resistente y tiene las hojas de un color verde intenso brillante. En inglés es conocida como ZZ plant, porque su nombre científico es Zamioculcas zamiifolia.

Crece mejor en condiciones con poca iluminación y no le gusta nada la luz directa del sol. Requiere de muy poca agua y puede estar meses sin ser regada. No es recomendable colocarla cerca de radiadores ni de corrientes de aire.

Violeta africana

Es una planta de pequeñas dimensiones perfecta para ponerla en el escritorio. Aporta color a la home office por las flores de color violeta que posee, aunque según la especie las tonalidades pueden ser blanco, azul claro, rosa o púrpura.

Florece durante todo el año y su cuidado es sencillo. Debes regarla cuando la tierra está seca y es recomendable que no le toque los rayos del sol de manera directa.

Filodendro

El filodendro, también conocido como philodendron por su clasificación, no necesita demasiada atención y si le das agua una vez por semana tiene suficiente. Si requiere riego le empezarán a caer las hojas.

Se adapta a la mayoría de condiciones, aunque prefiere la luz natural indirecta. Purifica el ambiente, desprende un aroma agradable y ayuda a retener la concentración, así como evitar los dolores de cabeza.

Oxalis

También conocidas como oca o vinagrera, las oxalis tienen flores de cinco pétalos que poseen diferentes tonos, que van del rosa al morado. No necesitan demasiada luz y su mantenimiento es sencillo.

Es preciso regarla cuando el sustrato comienza a secarse y que esté en una habitación con una temperatura agradable. Posee hojas pequeñas.

Plantas de aire

Las plantas de aire o tillandsia es un género que se caracteriza porque no necesitan tierra. Las raíces le sirven de sujeción. En el medio natural crecen en los árboles, las rocas o la arena y se alimentan a través de las hojas.

Estas características la hacen adecuada para estar en el interior de una vivienda. No requiere grandes cuidados y es fácil de mantener. Es necesario que esté en un lugar fresco y luminoso. Riégala una vez por semana.

Es ideal como elemento decorativo en la oficina, ya que puede colocarse en cualquier tipo de soporte.

Plantas de araña

Es otro ejemplo vegetal que aporta oxígeno al ambiente y elimina del aire sustancias como el formaldehído, el benceno y el amoníaco. Es fácil de cultivar y crece en todas las condiciones de iluminación menos con luz solar directa.

Requiere de un bajo mantenimiento. Es preciso que se riegue una vez por semana y prefiere el suelo húmedo.

Bambú

Si quieres darle un toque de Feng Shui a tu espacio de trabajo el bambú es tu elección para poner vegetación en la habitación, además de servirte como elemento decorativo por la forma, intensidad y brillantez de sus hojas.

Necesita poca luz para sobrevivir y le gusta estar en la sombra. Es una planta acuática por lo que precisa de bastante agua, que debe cambiarse regularmente para que no quede contaminada y afecte a la salud del bambú.

En el caso que sea de tierra no olvides que el sustrato siempre debe permanecer húmedo, sin llegar a encharcarse, y que no debe secarse. Las raíces en la maceta siempre tienen que estar mojadas.

Lirio de la paz

Entre sus características principales está la de limpiar el aire, deshaciéndose de sustancias nocivas como son el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno. No presenta dificultades en cuanto a su cuidado. Requiere una buena luminosidad, pero no la luz solar directa.

Necesita riego un par de veces por semana y el sustrato siempre debe estar húmedo. Si necesita agua te avisa decayendo las hojas. Posee flor de color blanco, que combina a la perfección con el verde de las hojas. Es también una pieza de decoración para crear un hábitat confortable.

Aglaonema roja

Destaca especialmente por su color y da ambiente a la home office, con tonalidades rojas y rosadas en sus hojas. Es muy fácil de cuidar. Con iluminación natural indirecta prospera de forma adecuada, aunque también acepta condiciones de poca luz.

En cuanto al riego, precisa que la tierra se mantenga siempre húmeda, pero sin que lo esté demasiado, que sería contraproducente. El tiesto debe tener un buen drenaje. Además aporta elementos saludables porque purifica el aire.

Begonia rex

Existen diferentes tipos de begonia rex, que destacan por sus formas, texturas y colores. Estas propiedades hacen que tengan también funciones decorativas en una estancia. Requiere de luz solar indirecta brillante. Si no la tiene sus hojas no serán tan espectaculares en cuanto a colorido. Cerca de una ventana es un buen lugar donde colocarla. Los rayos de sol directos provocarían que las hojas se marchiten.

Es sencilla de cultivar, aunque tendrás que estar atento a sus necesidades, porque necesita un riego abundante y que la tierra se sustente húmeda, sin que esté encharcada. Un exceso de agua comportaría que las raíces se pudran. La maceta debe tener un buen drenaje.

Hiedra inglesa

Es una enredadera que no precisa demasiada atención una vez se arraigan las raíces. Eso sí, en los primeros meses debes estar atento a que la tierra siempre se mantenga húmeda, por lo que se tiene que regar con frecuencia para que crezca rápido.

Después de un primer periodo con estas atenciones ya aguanta condiciones más secas sin problemas.

La hiedra inglesa es una planta de interior decorativa que purifica el aire de la casa. No le conviene la luz solar directa ni los cambios bruscos de temperatura.

Ficus

Su cuidado no presenta complicaciones y es de fácil adaptación. Precisa abundante luz indirecta y no le gustan las oscilaciones térmicas. No lleva bien las diferencias de temperatura evidentes en el ambiente.

Entre sus propiedades está la de mejorar la calidad de aire. Respecto al riego, tiene suficiente con dos veces por semana en verano y una en invierno. Procura retirar el agua del plato de la maceta para que no afecte negativamente a sus raíces.

Kentia

La kentia es un tipo de palmera que es fácil de cuidar aunque requiere que le prestes atención. Es una planta decorativa y exuberante, que aporta personalidad a la estancia. Necesita amplitud porque crece bastante y pide espacio.

Para su normal desarrollo de debe tocarle el sol directo ni tener corrientes de aire. Es preferible que esté en un ambiente seco. Regar una vez por semana, porque un exceso de agua puede pudrir sus raíces.

Fitonia

Es una planta para dentro de casa ideal por su capacidad de adaptación y su cualidad de decoración. Puede ser de color verde claro, con un tono más intenso o bien roja. Se mantiene con cantidades bajas de luz natural, por lo que puede estar en una estancia donde destaque la iluminación artificial.

Debes prestarle atención con el riego, porque necesita humedad. Pulverizar agua en la tierra y las hojas de vez en cuando es la manera que se mantenga siempre esbelta. El ambiente no debe ser seco.

Deja un comentario