Teclado de ordenador portátil mojado porque ha caído agua encima

Cómo arreglar un teclado mojado

Uno de los grandes peligros que hay en un escritorio repleto de cosas –especialmente si hay dispositivos electrónicos– es que se derrame un líquido y que todo quede mojado. El teclado corre este riesgo. Es imprescindible tomar medidas rápidas si termina empapado y no quieres que sufra daños irreparables.

Es habitual que sobre la mesa de un espacio de trabajo haya una bebida para ir consumiendo durante la jornada laboral. Ya puede ser agua, como un refresco o una taza de café o té. Aunque tengas cuidado, un descuido lo puede tener cualquiera y derramar todo el líquido sin querer.

Un accidente de este tipo puede suponer un problema grave porque moja la herramienta de trabajo, además de otros dispositivos o documentos de papel que se encuentre sobre la superficie. También es importante la cantidad, porque no es lo mismo que caiga una botella entera de agua entera, que un vaso que estaba a punto de acabarse, o que sean solo unas simples gotas.

Es fundamental saber qué hacer cuando te ha caído un líquido sobre el teclado. Primero de todo no entres en pánico porque tiene solución, aunque que continúe funcionando sin problemas depende de la capacidad de reacción y seguir unos pasos. En la mayoría de situaciones tiene solución.

Para que no haya daños permanentes lo más importante es actuar rápido. Como menos se filtre el líquido mejor. En el caso de los ordenadores portátiles el teclado está conectado a los componentes del aparato, que lo hace más complicado.

Como medida de prevención es recomendable no poner líquidos cercanos a los dispositivos electrónicos, así evitas accidentes que te pueden poner en un serio problema. Es especialmente engorroso con líquidos que dejan restos pegajosos como los refrescos azucarados, bebidas alcohólicas, zumos o lácteos.

Mejor no bebas sobre el escritorio, ni tampoco comas. Si tienes hambre o sed aprovecha para tomar un descanso y levantarte para ir a buscar algo para saciarte.

En caso de querer tener la bebida cercana, que sea una botella con tapón. Abre y cierra la botella cada vez que bebas. Es mejor que un vaso o una taza, que quedan abiertos y seguro que derraman todo el contenido allá donde caiga.

Es importante que cubras el teclado cuando no lo uses, ya sea para que no acumule polvo o por si cae algo encima.

Qué hacer si se moja el teclado

Cuando un líquido se vierte sobre el teclado es preciso actuar con rapidez.

Desconecta el teclado

Lo primero que debes hacer y deprisa es desenchufarlo del ordenador. En el caso de los teclados inalámbricos debes quitar la batería.

Dale la vuelta

Para intentar minimizar el problema a continuación gíralo boca abajo para que no siga entrando líquido en el interior. También permitirá que el que se encuentra bajo las teclas caiga y no se siga filtrando. Mantenlo así hasta que deje de gotear. Agítalo varias veces para sacar el líquido de las zonas internas.

Déjalo secar

Para asegurarte que queda bien seco ponlo boca abajo durante un día entero. El proceso que se haga de forma natural, a temperatura ambiente. No se te ocurra usar un secador de pelo o alguna otra fuente de calor, porque podría derretir alguna pieza o componente y el daño sería irreparable.

Utiliza un paño

Para quitar partes mojadas y húmedas del exterior usa un paño que no tenga pelusa para que no deje ninguna partícula o polvo. No utilices para este cometido papel absorbente de cocina o una servilleta o pañuelo de papel. Corres el riesgo que se rompa al mojarse y se quede en el interior.

Tampoco lo pongas con arroz. Es un cereal que absorbe la humedad, pero si lo utilizas puedes introducir partículas en el interior. Libera almidón cuando entra en contacto con el agua y esos fragmentos se agregarán al teclado.

Desmonta las teclas

Un vez bien seco es preciso comprobar que el funcionamiento sea correcto. En el caso que las teclas hayan quedado pegajosas es necesario quitarlas para realizar una limpieza exhaustiva. Con un extractor de teclas o algún objeto plano que sirva para hacer palanca retíralas con cuidado y enjuágalas con agua tibia, déjalas en remojo con jabón de platos o usa una toallita húmeda.

Una vez secas las vuelves a introducir. Sobretodo toma una fotografía de la colocación de las teclas, ya que servirá de referencia para dejarlas en el mismo orden.

También puedes mojar un bastoncillo en alcohol isopropílico, sin que esté demasiado húmedo y que no gotee. Frega el hisopo en todas las partes pegajosas hasta que dejen de estarlo, también las teclas. Con el hisopo llegas a lugares difíciles de alcanzar y debes ir con cuidado para no dañar nada.

Retira la carcasa

En el caso que no haya sido suficiente y el funcionamiento no sea el correcto es necesario desensamblar la carcasa del teclado, destornillando la estructura y secar la humedad filtrada en todos los componentes del interior. Una vez seco vuelve a ensamblar la carcasa.

Cómo reparar el teclado de un ordenador portátil mojado

Cuando se trata del teclado de un laptop se tiene que poner especial atención porque además de esta parte también se puede ver afectado el hardware del interior.

Apaga y desconecta el ordenador

Justo después de producirse el incidente tienes que apagar el ordenador pulsando el botón de encendido hasta que se apague. Desconecta el cable de la toma de corriente si está enchufado y quita la batería si el modelo que tienes lo permite. Es vital que no haya nada de electricidad para que no se produzca un cortocircuito.

Cualquier dispositivo que esté conectado también debe desenchufarse, como el mouse, una unidad USB o disco duro externo.

Dale la vuelta para drenar el líquido

Coloca el laptop boca abajo, en forma de V, para que salga el líquido. Déjalo así durante 24 horas. Puedes usar un paño para secar las partes mojadas. Asegúrate que no estén húmedos los puertos y las rejillas de ventilación.

Desmonta la estructura

Si el funcionamiento no es el correcto tienes la opción de abrir el ordenador y comprobar que no exista ningún daño en alguno de los componentes, como la placa base. Para abrirlo es mejor tener conocimientos técnicos porque se encuentra en el interior todo el hardware y un mal manejo provocaría una avería sin solución.

Si no funciona es recomendable ponerse en contacto con un servicio técnico para que hagan una revisión y traten de arreglarlo.

Teclados resistentes al agua

Hay teclados que son impermeables para que los líquidos no supongan un inconveniente en caso de esparcirse por encima. Tienen  teclas que se retraen cuando no se pulsan.

Los teclados a prueba de líquidos están pensados para aquellos ordenadores que se encuentran en un ambiente húmedo y se pueden mojar con facilidad. También para las personas que trabajan en el exterior y los cambios en la meteorología hacen que se pueda poner a llover.

Deja un comentario