Bisagras de un ordenador portátil que está abierto sobre la mesa de una persona que trabaja desde casa

Cómo arreglar las bisagras del ordenador portátil

El laptop, como herramienta indispensable para trabajar en remoto, debe cuidarse. Las bisagras del ordenador portátil son unas piezas sensibles que se pueden romper si no se tiene el suficiente cuidado durante su utilización a lo largo de los años.

Con el paso del tiempo y las muchas horas de utilización, los componentes informáticos sufren un desgaste. Además su portabilidad provoca que sufran golpes al llevarlos de un sitio a otro. Por este motivo es fundamental evitar malas costumbres y hacer un buen uso.

Las bisagras de los ordenadores portátiles son piezas mecánicas que se encargan de mantener la tapa con la pantalla levantada y efectuar el movimiento de apertura y cierre. Forman parte del engranaje. Unen el monitor con el teclado, constituyen un mecanismo para abrir y cerrar, y facilitan el transporte.

Son piezas móviles que se estropean por el desgaste de los materiales en relación al uso efectuado, los golpes recibidos y cualquier problema de diseño que se pueda producir. Por esta circunstancia es tan importante abrir y cerrar siempre la tapa de forma cuidadosa, con movimientos suaves, sin forzar.

Si se rompen se tienen que reemplazar, ya que la pantalla no se sostiene. Antes de una rotura se producen signos como:

  • Inestabilidad de la pantalla
  • Imposibilidad de abrir y cerrar correctamente
  • Ruidos con el movimiento de la tapa
  • Rotura del marco de la pantalla y la carcasa

Si las bisagras se rompen o se debilitan se tienen que cambiar o reparar porque por ellas pasan cables que comunican la placa base con la pantalla, la cámara, el micrófono y el sistema wifi.

Principales problemas con las bisagras

Las incidencias más comunes que te encuentras con estas piezas del portátil son:

  • Se han quebrado por algún lugar o partido en su totalidad en 2 pedazos
  • Rotura de la zona de la carcasa en la que se encuentran los tornillos
  • Los tornillos están rotos

El espacio de sujeción de las bisagras es pequeño y con los portátiles cada vez más delgados hace que se complique la situación. Cada modelo de laptop tiene sus características y por su fabricación se presenta en puntos diferentes.

Cómo reparar las bisagras del laptop

El movimiento que se produce durante años las debilita. De tanto abrir y cerrar se deterioran hasta llegar a romperse. Especialmente si el dispositivo tecnológico no se cuida de la manera adecuada.

Toma medidas para arreglarlas cuando se estropeen y así poder mantener la computadora potátil.

Deja de utilizar el ordenador

La primera cosa que debes hacer cuando alguna bisagra del laptop se rompe es dejar de usarlo inmediatamente, para que los daños no vayan a más. Guarda cualquier archivo con el que estés trabajando. Hazlo en el disco duro y si lo necesitas en un dispositivo USB o en algún servicio de almacenamiento en la nube. 

Una vez hecho el siguiente paso es apagarlo para asegurarse que ningún componente se pueda estropear por esta causa. Existe el peligro que se rompan los cables que pasan por ellas y que la pantalla se estropee es desastroso.

Aunque siga funcionando sin problemas, es preferible apagarlo porque si no se ha estropeado algún otro elemento, con el tiempo sí que puede producirse.

Llévalo al servicio técnico

Si no tienes conocimientos lo más apropiado es llevar el dispositivo informático a un servicio técnico, para que revise los daños, no solo de la bisagra, sino de cualquier otro componente. Debes ir con cuidado en el transporte para no ampliar los daños.

En la mayoría de casos y si no se ha forzado ninguna pieza ni de la carcasa, se podrá realizar el cambio de bisagras. Si se ha producido algún otro tipo de incidencia y está afectada la pantalla, los cables o algún elemento de hardware, deben retirarse las piezas defectuosas y cambiarlas por nuevas.

Cabe la posibilidad de tener que comprar otro ordenador portátil porque el precio de la reparación es demasiado elevado y no merece la pena, pudiendo tener uno nuevo por un coste no demasiado mayor.

Debes tener en cuenta la mano de obra, ya que cada aparato presenta unas características diferentes en cuanto a su composición, cableado interno y complejidad para realizar la reparación.

Si no hay ningún problema en el hardware es más barato reparar las bisagras de un ordenador que comprarte un portátil nuevo.

Hazlo tú mismo si tienes conocimientos

Para abrir la computadora debes tener experiencia en dispositivos informáticos para realizar el cambio de bisagras y no dañar ningún componente del interior del aparato. Además de la experiencia es preciso consultar el manual de instrucciones del modelo de ordenador.

Primero tienes que desconectarlo todo. Desenchufa el cable de alimentación y retira la batería para que no se produzca electricidad estática.

Retira los tornillos de la base del laptop para separar el teclado de la carcasa. No todos los portátiles tienen esta opción, así que debes asegurarte. Siempre que quites tornillos haz una foto de donde van colocados o mantenlos en otro lugar colocados para saber dónde van y no se mezclen para cuando vuelvas a armar la computadora. Retira el teclado.

Quita con una herramienta plana el bisel de plástico que se encuentra en las bisagras y alrededor de la pantalla. Ve con especial cuidado con los cables que conectan el monitor con la placa base.

Desatornilla las bisagras, sepáralas de la carcasa y reemplázalas por unas nuevas que habrás adquirido previamente. Deber ser para ese modelo de ordenador. Si no están rotas y solo se mantienen flojas, únicamente debes apretarlas con el destornillador. Si están sucias aprovecha para limpiarlas.

Vuelve a ensamblar la computadora invirtiendo los pasos realizados con anterioridad.

Cómo evitar que se rompan las bisagras del portátil

Desarrollar un buen uso a la largo de los años de cualquier aparato te asegura alargar su vida útil. En el caso del ordenador no es ninguna excepción y en especial cualquier pieza que forma parte de su engranaje. Las bisagras son una parte que también debe cuidarse.

Acompaña la tapa con las 2 manos

Para evitar que alguna de las bisagras se vea forzada en el proceso de abrir y cerrar la tapa, lo más adecuado es realizar la acción con las 2 manos. De esta manera ninguna sufre una presión excesiva.

Muchas personas tienden a la comodidad y realizan el movimiento únicamente con una mano, provocando que no se distribuya la fuerza de manera equitativa y alguna padezca demasiada tensión.

Cuanto más pesado sea el portátil, más presión recibirán. Así que asegúrate de levantar y bajar la tapa del laptop con las 2 manos.

Sujétalo desde la base

Las bisagras tienen como misión soportar la carga de la pantalla, pero no de la base. Entre las dos partes hay una diferencia importante de peso, porque en esta última sección se encuentra el teclado, todo el hardware y los componentes más pesados del dispositivo.

Si agarras el laptop por la tapa para transportarlo provocas que las bisagras se vean forzadas, puedan ceder y se aflojen los tornillos que las sustentan.

Para sujetar la computadora nunca debes hacerlo por el monitor. Simplemente tienes que cerrar la tapa y sostener el dispositivo por la base para moverlo de un sitio a otro.

No inclines la pantalla en exceso

La inclinación de la pantalla es un elemento relevante para la ergonomía. Permite trabajar con comodidad y mantener una postura del cuerpo correcta. Para conseguir tener una visión adecuada del monitor debes utilizar los diferentes ajustes que tienes en la home office, como la altura de la silla de oficina y el escritorio si es regulable.

No abras demasiado la tapa para tener una inclinación con la que te sientas confortable, porque es la forma más fácil de forzar las bisagras y que se rompan.

No compres ordenadores de gama baja

Los dispositivos informáticos más baratos, de gama baja, tendrán en general materiales de peor calidad, entre ellos las bisagras. Tienen como atractivo el precio, no su resistencia y durabilidad.

Esta circunstancia hace que sea más fácil que se dañen con el uso y sean más sensibles a cualquier golpe o movimiento brusco. Por este motivo es mejor invertir en una computadora portátil de mejor calidad, que tiene un precio superior.

Transporte seguro

Cuando tengas que moverte con el laptop debes hacerlo en las mejores condiciones para el aparato. Cierra la tapa y colócalo en una bolsa acolchada para ordenadores, de las muchas que hay en el mercado de diferente tipo, calidad y precio.

Comprueba que esté bien cerrado, asegurado dentro de la bolsa y no darle ningún golpe que pueda causar algún desperfecto.

Realiza un mantenimiento

Como cualquier dispositivo electrónico, tienes que realizarle un mantenimiento para que esté en las mejores condiciones para funcionar y lo haga a pleno rendimiento. Cada pieza debe permanecer limpia.

Un exceso de polvo o algún tipo de suciedad en las bisagras hace que las partículas acumuladas obstruyan el movimiento suave y que sufran un proceso de deterioro.

Cierra la tapa suavemente

Ningún aparato electrónico debe tratarse con brusquedad porque es una manera evidente de estropearlo. Para asegurar la durabilidad de las bisagras no cierres la tapa de forma abrupta. Acompaña el cierre con un movimiento suave y sin prisas.

No coloques nada entre el teclado y la tapa

Las bisagras tienen un movimiento concreto para que el portátil quede bien cerrado. Si se encuentra algún objeto entre la cubierta y el teclado hace que no complete su función, que el ordenador no quede correctamente cerrado y que la tapa pueda tener algún movimiento que no favorece a las bisagras.

¿Son duraderas las bisagras de los laptops?

Si se lleva a cabo una utilización adecuada del dispositivo informático y se le realiza mantenimiento, deberían durar el mismo tiempo que la vida útil del portátil. Trata de manera apropiada la computadora, sin forzar la apertura de la cubierta, evitando golpes a la carcasa y minimizando el movimiento de las bisagras, entre otras acciones de prevención.

El fallo más común es que los tornillos que las sustentan se aflojen y la pantalla pierda estabilidad. En este caso es necesario enroscarlos para solventar la incidencia y que ninguna parte sufra exceso de presión y daños. En ocasiones se afloja solo algún tornillo, que debe soportar demasiada tensión y rasga la férula roscada del plástico.

¿Sigue funcionando el portátil con las bisagras rotas?

Si únicamente se han visto afectadas las bisagras, el ordenador continuará funcionando sin problemas. Eso sí, si quieres seguir operando con el portátil, esta debe ser una medida temporal, porque lo más adecuado es arreglarlo para que no se produzcan daños más graves, como algún desperfecto en el cableado y la conexión de la placa base con la pantalla.

Esta es una situación que puedes encontrarte porque has pedido por internet las bisagras y todavía tardarán unos días en llegarte a casa. Necesitas usarlo y no tienes otro dispositivo para trabajar con él. También puede ser que no tengas el presupuesto necesario para la reparación.

En estos casos sigue usando el laptop pero teniendo claro que de forma limitada, ya que la ventaja de la portabilidad la pierdes y no quieres que se produzca una avería grave. Mantén el PC en una mesa y apoya la pantalla en una pared o algún objeto, pero sin mover el dispositivo de ese lugar.

Además pon algo para que permanezca unida la base con la tapa, como una cinta, unas gomas, una abrazadera, pinzas de tender, o cualquier objeto que tengas por casa y que sirva para este fin. Utiliza el ingenio.

Ten en cuenta que deberás emplearlo como un ordenador de escritorio si quieres que te dure tiempo. En este caso le puedes conectar un monitor, un teclado y el mouse.

Deja un comentario