Cloffice, oficina en casa dentro de un armario con una tabla de madera y un ordenador

Cloffice: convertir un armario en una oficina

Cuando no se cuenta con demasiado espacio, las soluciones imaginativas son las que salen a relucir. Si no se tiene ninguna habitación en el domicilio para instalar una oficina y trabajar desde casa es el momento de ser creativo y desarrollar Ideas para una máxima funcionalidad.

Todo depende de las características del hogar. Lo ideal es tener un sitio exclusivo para trabajar, separando de forma clara vida personal y laboral, pero no siempre es posible contar con este emplazamiento. Para no ponerse en la mesa del comedor o tener que trabajar en el sofá se tienen que buscar alternativas imaginativas, que aporten soluciones inteligentes para aprovechar espacio.

¿Qué es una cloffice?

Es una solución perfecta a la falta de sitio. La cloffice proviene de la unión de las palabras inglesas closet (armario) y office (oficina). Tal y como indica el nombre, es un armario reutilizado como oficina en casa. Aunque también sirven vestidores, una despensa o puede ser un rincón desaprovechado, como el hueco que queda encima de un radiador, donde se puede poner una balda que sirva de mesa.

Son lugares de tamaño reducido donde poder instalarse para trabajar. Si no encuentras sitio para tener un despacho, mira más allá. Inspírate y da rienda suelta a la creatividad, con diseños que se adapten a tus necesidades. Tiene que ser sobretodo funcional, pero eso no quita que la decoración destaque. Construir una cloffice es una tendencia que se adapta a las necesidades de cada uno.

Integrar un despacho en un armario empotrado se puede hacer en cualquier habitación del hogar. Puede ser en el dormitorio u otra estancia. Lo que queda claro es que lo que guardes y almacenes en ese armario tendrá que ir a otro lugar del domicilio. Por lo tanto, es un buen momento para hacer limpieza y quitarnos cosas que no utilizamos, una acción que siempre cuesta.

Existen diferentes modelos a producirse. Pueden ser con puertas y sin ellas, con mesas fijas o movibles. Si el armario está hecho a medida es posible tener un escritorio que se abra, para que cuando se utilice no ocupe lugar.

Cómo convertir un armario en una oficina

El objetivo cuando nos decidimos a instalar una cloffice es sacar la mejor configuración posible respecto al espacio con el que se cuenta. Tener bien claro cómo se aprovechará el lugar y para que lo queremos, cómo se utilizará.

Primero se tienen que tomar medidas y comprobar lo que se puede poner i lo que no, porqué todo se colocará bien ajustado, ya que es un espacio reducido. Para tener éxito se tendrá una buena dosis de imaginación para convertir el emplazamiento en una oficina.

Una vez hechas las mediciones y la disposición del sitio es momento de escoger los muebles.  Decídete por unos funcionales y aprovecha para darle un toque personal por su diseño, apoyado por los accesorios y los colores usados.

Tienes que estar muchas horas en este lugar y mejor que te guste, para sentirte más cómodo para desarrollar la jornada laboral. Que el mobiliario y los complementos combinen con los del resto de la casa es una elección tuya.

Es una oportunidad para darle personalidad a este rincón del domicilio y que sea inspirador para las tareas profesionales. Pon algo de decoración y dale un estilo propio. Un truco de toda la vida para agrandar lugares pequeños es poner espejos.

Las características de este punto de la casa marcarán si queda cerrado o no. Se pueden poner  puertas normales con bisagras o que sean correderas o plegables. También es posible dejarlo a simple vista como una pieza más de la decoración del hogar, o colocar una cortina.

¿Qué es necesario para hacer una cloffice?

Para construir una cloffice necesitarás una serie de componentes para materializar un lugar de trabajo que se adapte a tus necesidades profesionales y que sea funcional.

  • Escritorio: primero de todo se tendrán que tomar bien las medidas del espacio y comprobar cómo se adaptan las opciones que se presentan en cuanto al mobiliario. Examina si cabe una mesa con patas o es mejor la posibilidad de instalar una balda hecha a medida que vaya a la pared fijada. También es posible poner una plegable con una tabla y bisagras.
  • Silla: No utilices cualquiera de las que tengas en casa. Usa una que sea ergonómica, donde puedas apoyar la espalda y las lumbares correctamente. No olvides que debes mantener una buena postura para que no se produzcan molestias o lesiones, porqué son muchas horas al día que te pasarás sentado. Ten en cuenta también las medidas para si es posible que se pueda guardar dentro, así no ocupará otro espacio cuando no se utilice.
  • Iluminación: en un armario no hay ventanas, por lo que la luz natural vendrá de un lado o de detrás. Este tipo de iluminación es la más saludable. Para trabajar se debe de disponer de una claridad adecuada que no produzca fatiga visual. Puedes poner luces en la parte superior de la cloffice o emplear alguna lámpara colgante, de pie o flexo. Las debes colocar en un lugar que no provoquen sombras molestas.
  • Dispositivos: es todo lo que necesitas en tus tareas laborales. Si trabajas con un ordenador comprueba que quepa correctamente, tanto si es de sobremesa como portátil. Verifica que se pueda poner el teclado, el ratón o una tableta gráfica y que sea cómodo para usarlos. También si se necesita instalar una impresora o un escáner. El monitor puede ir fijado a la pared.
  • Enchufes: todos los accesorios necesitan una toma eléctrica. En un armario lo más normal es que no haya ningún enchufe, por lo que deben estar cercanos. Utilizar un alargo si es necesario. Si tienes dotes de electricidad puedes instalar algún enchufe en la cloffice.
  • Almacenamiento: Además de todos los dispositivos digitales se necesita espacio para guardar utensilios y tenerlos a mano disponibles fácilmente si así se precisa. Se pueden instalar estantes flotantes y delgados, así como colocar archivadores y cajones si tienen espacio. Todo lo que no quepa se puede guardar en otro lugar del hogar. Lo mejor es no llenarlo todo para no tener una sensación opresiva.

Deja un comentario