Un teletrabajador escribe en el ordenador portátil en la concina de su casa que está configurada como una oficina

¿Puede una cocina ser una oficina en casa?

Usa el ingenio para encontrar soluciones prácticas. Si realizas teletrabajo y te falta sitio para colocar tu oficina en casa se trata de optimizar espacios. La cocina es una alternativa real donde cada vez más gente traslada su home office. Dependerá mucho de las dimensiones y de las personas que vivan en el hogar para poder configurarla.

El escenario ideal cuando trabajas desde casa es poder ejercer las funciones laborales en una habitación únicamente para utilizar como oficina, pero esta es una opción que muchas personas no pueden hacer efectiva por las características de la vivienda y los que allí residen.

No siempre es posible separar la home office de lugares del domicilio destinados a otras actividades. Si no se dispone de un espacio específico se opta generalmente por el salón o instalar la oficina en el dormitorio.

La cocina puede funcionar para el teletrabajo y mantener la productividad. Es importante que esté todo bien ordenado para tener unas buenas condiciones para trabajar, que no afecte al rendimiento y sentirte cómodo.

Cómo convertir una cocina en una home office

Consigue crear un espacio funcional para trabajar desde la cocina sin complicaciones. Primero comprueba si hay espacios que no se aprovechan y si puedes utilizar algún mueble de los que ya tienes para tus funciones profesionales. Después valora los siguientes aspectos:

Utiliza una mesa o una isla

Dependerá de las características de la cocina. Si tienes una mesa, sea fija o plegable, es el lugar adecuado para instalarse como si fuera un escritorio de oficina. También existe la opción de colocarse en una isla si se posee. Los mostradores y encimeras son una alternativa, pero no son un lugar adecuado porque pueden estar ocupados por electrodomésticos o utensilios de cocina, además que obliga a retirar todo el material de trabajo para preparar la comida.

Si no hay ninguna mesa busca un lugar donde ponerla. Si no cabe siempre está la opción de colocar una balda, si es que no la hay. Ten en cuenta donde están los enchufes para tenerlos cerca y que los cables no molesten, especialmente si hay otras personas que se encuentran en la cocina.

Es posible situar una mesa que se puede extender, que proporciona mayor espacio para colocar todas las cosas necesarias para trabajar. Otra posibilidad es configurar una cloffice, por ejemplo si cuentas con una despensa, así no queda a la vista.

Silla ergonómica

Si vas a pasar muchas horas sentado es básico tener una silla ergonómica para no sufrir problemas físicos a causa de una mala postura o falta de comodidad. Quizás no tienes el espacio suficiente para tenerla en la cocina. En este caso guárdala en otra habitación y muévela hacia el lugar de trabajo cada vez que lo tengas que utilizar. Tu cuerpo lo agradecerá. No pienses en usar una silla normal o un taburete porque pasará factura en forma de lesión o molestias.

Almacenamiento

Una cocina está llena de armarios, cajones y estantes. En los armarios profundos donde van ollas y cacerolas de gran tamaño cabe mucha cosa, como un monitor o una impresora. Si no quieres llevar y traer todo el material y dispositivos que usas para trabajar cada vez que te pones a ello, utiliza un espacio de almacenamiento de la cocina para guardar todas las cosas.

Reorganiza los artículos de cocina para tener un espacio. Es un buen momento para hacer limpieza y deshacerte de aquellos utensilios que ya no utilizas o están demasiado viejos.

Piensa en guardar y archivar todo lo que necesitas al final de la jornada laboral. Es vital mantenerlo todo ordenado.

Luz natural

La luz natural es la más adecuada para evitar los problemas que provienen de la fatiga visual. No solo es conveniente ponerte cerca de una ventana o balcón si lo tienes para tener una luz que provenga del sol, sino que te permite situar la mirada en el exterior, para enfocar a una distancia diferente de la que corresponde a la pantalla y así descansar la vista. Procura también para tu bienestar que se produzca una ventilación correcta.

Decoración

Para trabajar en casa es recomendable separar ambientes. Para olvidarte que estás en la cocina haz lo posible a través de la decoración para conseguir que el espacio te inspire más. Dale un estilo personal y pon pequeños detalles sobre la mesa o alrededor de donde estás realizando las tareas profesionales. Te permitirá focalizarse de manera más eficaz.

Consejos para trabajar desde la cocina

La organización es un factor imprescindible para generar productividad. Un lugar como la cocina si lo vas a utilizar para trabajar ten presente algunos detalles.

Dimensiones del espacio de trabajo

Valora como debe ser el sitio que necesitas para trabajar de forma cómoda, teniendo en cuenta los dispositivos que usas y el material que requieres tener sobre la superficie. Trata que haya suficiente espacio para moverte o por si alguien más tiene que usar la cocina. Procura que quepa una silla ergonómica, sino tu cuerpo con el paso del tiempo lo notará.

Mantenerse organizado

El orden permite ser productivo porque tienes todo lo que utilizas a mano y en el lugar donde sabes que está, sin perder un tiempo valioso en encontrar las cosas. Además es positivo en el aspecto mental porque aporta bienestar. Al final de cada jornada laboral guarda todo el material de la home office, así desconectas y no molesta cuando se utiliza como cocina.

Tomas de corriente

Asegúrate de tener las tomas de corriente necesarias para todos los aparatos que necesitas tener conectados para trabajar. Si no hay suficientes utiliza una regleta y si el enchufe está alejado usa un alargo. Mantén los cables organizados para conservar el orden y que no se produzca ningún tropiezo al pasar.

Conexión wifi

Dependiendo del router que tengas y las características de la casa puede ser que la señal wifi no sea la adecuada o simplemente no llegue a causa de la potencia del router, obstrucciones que bloquean la señal como paredes, muebles u objetos; o interferencias que provocan televisores, teléfonos móviles, radios y el horno microondas. Asegúrate que en la cocina llega sin problemas. En caso contrario toma medidas para tener una señal wifi correcta en casa, como utilizar un repetidor o coloca el router en otro lugar de la vivienda que permita expandir mejor la señal.

Iluminación

Siempre es conveniente tener luz natural, por lo que si hay una ventana o balcón es adecuado ponerte cerca. Si no hay ninguna salida al exterior o no es posible situarse en esa ubicación es necesario disponer de una buena iluminación artificial para no tener problemas oculares. Coloca lámparas led cercanas o sobre la mesa donde te sitúes.

Protección de los dispositivos

Si para trabajar te ubicas en la encimera procura no colocarte cerca del fuego para no dañar ningún aparato de trabajo por el calor que desprende, ni con los utensilios que se usan para cocinar y que se encuentran a altas temperaturas. También evitas que se pueda producir un derrame de algún líquido, que salpique aceite o que el vapor de la ebullición y la humedad afecte el dispositivo. Es mejor situarse en una mesa.

Limpieza

Es un lugar de la casa donde hay alimentos y se cocina, por lo tanto debe estar siempre bien limpio. Además si lo utilizas como oficina no querrás que se manche ningún papel, documento o alguno de los aparatos electrónicos que utilizas.

Tranquilidad

Si vives con otras personas procura adaptar los horarios para que cuando te encuentres trabajando nadie más utilice la cocina. La quietud y el silencio favorecen la concentración y evitan distracciones e interrupciones. Si no se puede combinar puedes usar unos auriculares de cancelación de ruido.

No comer entre horas

Te encuentras muy cerca de la comida y verla, olerla o simplemente saber que la tienes tan cerca puede ser que te haga venir hambre. Procura resistirte a las tentaciones de comer y en caso de ingerir alguna cosa que sea saludable, como la fruta. Comer entre horas de manera sistemática provoca aumento de peso.

Deja un comentario