Un gato está estirado al lado de un teclado de un ordenador

¿Cómo puedo mantener a mi gato alejado del teclado?

Nuestro gato puede estar todo el día sin hacernos caso y cuando llega el momento de trabajar siente una irremediable necesidad de estar con nosotros. Es un caso típico que se encuentran las personas que realizan teletrabajo. La protección del teclado y el ordenador es un factor en el que se debes incidir para que evitar algún problema desagradable y no tener que renunciar a disfrutar de la compañía del animal.

Los gatos tienen su forma de ser y sin duda son los que gobiernan la casa. Hacen lo que quieren y cuando quieren. Por lo tanto no es de extrañar que coincida que la única vez que se quieren acurrucar en tu regazo es cuando estás trabajando, estás escribiendo en el ordenador o vas a iniciar una reunión a través de una videollamada.

Existen 2 razones por las que tu compañero felino quiere estar contigo en la home office. Le gusta la calidez que desprende el ordenador y reclama tu atención. Quiere estar cerca de su persona favorita.

Acurrucarse al lado mientras estás trabajando, apoyar la barbilla en el teclado o situarse en tu regazo son acciones habituales. Simplemente quiere tu contacto. O cuantas veces te has encontrado que se sienta frente al monitor y se niega a moverse.

Trae alegrías pero también puede afectar a la productividad, distraerte o incomodarte. Además a los gatos les gusta trepar, con los riesgos que eso tiene para todo lo que se encuentra sobre el escritorio.

Con su comportamiento puede escribir cosas tocando teclas aleatoriamente, enviar un correo o mensaje que puede provocar alguna incomodidad, borrar documentos, cambiar el aspecto de la pantalla, el idioma, bloquear el ordenador, el tamaño de fuente, la orientación pantalla a vertical o tirar algún líquido encima.

Son muchos los incidentes que es capaz de provocar sin querer. Pero recuerda que castigarlo no es la solución, solo quiere estar cerca de ti. Debes ser comprensivo.

Un gato negro mira a su dueña mientras escribe en el teclado del ordenador

¿Qué problemas puede causar un gato al ordenador?

Un ordenador es un material de trabajo imprescindible para estar en remoto. Es una herramienta que se debe cuidar para que la productividad propia y del equipo no se va afectada. Permite colaborar, comunicarse y cumplir objetivos profesionales.

Con una mascota en casa existen riesgos que se tienen que minimizar para que el animal no sufra ningún daño y que el ordenador y el servicio de internet no se estropeen o experimenten un descenso en su rendimiento.

Los principales peligros son:

Situado encima del teclado

Los gatos tienen especial predilección por ocupar el teclado, ya sea estirándose o sentándose encima, saltando sobre él o caminar sobre las teclas. En esta situación puede bloquear la computadora, estropear alguna tecla o enviar algún documento o mensaje.

Pelos y piel en el teclado

Los felinos son propensos a dejar pelo allí por donde pasan. El pelaje se puede colar por debajo las teclas, así como la piel que se desprende, llegando a estropear el teclado o que no funcione correctamente. Es aconsejable limpiarlo con regularidad para que no se acumulen, así como el polvo. En el caso de los laptop además obstruye los ventiladores y puede producirse un sobrecalentamiento de la CPU.

Cables mordidos

Los cables son objetos que por su forma se convierten en diversión para los gatos. Juegan con ellos y los muerden, con los peligros que ello conlleva. Trata de protegerlos y que sea un espacio seguro.

Derrame de líquidos

Nada de bebidas cerca. Estés delante o no, siempre es un peligro con un animal de por medio al que le gusta trepar que dejes un vaso o una botella llenos encima de la mesa al lado de materiales de trabajo, como un ordenador, periféricos, el móvil o documentos. Que ningún líquido está cercano y pueda derramarse sobre estos elementos.

Un gato de color blanco y los ojos azules está sobre el teclado de un ordenador portátil

Consejos para alejar al gato del ordenador

Parece que les encante caminar sobre el teclado o acostare encima. Estés o no presente. Para evitar problemas toma medidas efectivas para minimizar los riesgos.

Bloquea el teclado

Cada vez que dejes el ordenador solo, sea para tomarte un descanso o que ya hayas terminado las tareas que tenías planificadas para ese espacio de tiempo, no te olvides de bloquear el teclado, porque es un objeto demasiado tentador como animal curioso que es. De esta forma protegerás el equipo por si camina o se sienta encima, o escribe comandos aleatoriamente.

Esconde el teclado

También tienes la opción de esconder el teclado en un cajón. Los inalámbricos se pueden guardar sin dificultad, mientras los que no lo son puedes desenchufarlos y guardarlos, o colocarlos a un lado verticalmente.

Cubre el teclado

Una cobertura dura te salvará de muchos problemas. Existen acrílicas que además te permiten escribir con el gato encima, además de que no entra el polvo ni el pelo.

Cierra el portátil

Un laptop emana calor y es fácil que busque esta calidez para colocarse encima. Por eso es importante que lo dejes cerrado para que no se rompa ninguna bisagra si se encuentra abierto.

Soporte para laptop

Con un portátil si utilizas un soporte no se podrá poner encima porqué queda inclinado, aunque tendrás que usar un teclado externo, con el que deberás tomar alguna de las medidas anteriores.

Coloca una caja

El felino quiere estar a tu lado. Una buena solución es colocarle al lado del ordenador, si tienes espacio, una caja. Si no la puedes poner en el suelo. Para el animal una caja es una zona de confort y seguro que estará a gusto. Se acurrucarán allí, aunque son imprevisibles. También le puedes colocar una almohadilla térmica. Si se porta bien lo premias con una golosina para gatos.

Un gato duerme sobre una manta al lado de un ordenador portátil en casa de un teletrabajador

Impedirle el paso

Para dificultarle que trepe y se desplace por el escritorio, puedes colocar alguna barrera con objetos para que no pase. También poner papel de aluminio –que no les gusta nada– o cinta adhesiva de doble cara, porque las superficies pegajosas no les gustan por la sensación en las patas, ni tampoco se podrán acostar. Pero ten en cuenta que los gastos son muy listos y es probable que encuentren la manera de superar todos estos obstáculos.

Proteger los cables

Que muerdan, estiren o arañen cables no solo es cuestión de que se estropeen equipos y tener que reemplazarlos, sino que pueden padecer una electrocución o sufrir quemaduras graves. Usa cubiertas de cables como tubos y fundas para que no puedan alcanzarlos. También es posible usar cinta adhesiva de doble cara o rociarlos con sprays desagradables con sabores amargos.

No le animes

Si el animal entiende que juegas con él o se divierte cuando estás con el ordenador, es normal que se te acerque cuando quieras trabajar. No le animes ni le enseñes cosas que aparecen en la pantalla o siempre lo tendrás allí. Si le acaricias mientras está en el teclado lo tomará como una experiencia positiva.

Distráelo

Si quiere estar en la habitación contigo preséntale distracciones para que esté entretenido, como juguetes, cuerdas, hilos, bandas elásticas, papeles o algún objeto para rascar.

Ahuyéntalo

Utiliza trucos para que no se te acerque mientras realizas tareas laborales. Un buen sistema es que uses una botella de pulverización de agua y cada vez que se acerque presiones el dispensador. Lo disuadirá a aproximarse aunque esté vacía y solo lo apuntes. Otra estrategia es un bote de aire comprimido como el que se utiliza para limpiar el teclado. No dispares cuando esté demasiado cerca o le podrías hacer daño. También puedes poner cítricos alrededor, como limones, porque no les gusta.

Sustituto

Si anhela estar en un teclado, pues dale uno. Si tienes uno viejo, que ya no utilices, colócalo cerca, así podrá hacer con él lo que quiera, ya sea caminar encima, saltar, presionar teclas o recostarse.

Cierra la puerta

Si no quieres sorpresas lo más adecuado es cerrar la puerta de la habitación donde se encuentre el espacio de trabajo en casa. Así no habrá ningún dispositivo o documento que pueda sufrir daños. Lo malo es que puede maullar o arañar para conseguir que le abras la puerta y pueda estar en el sitio confortable que es tu home office.

Un gato mira la fotografía de un surfista que se ve en la pantalla del laptop

Deja un comentario