Un teletrabajador realiza en su casa con el ordenador portátil un curso para aprender inglés y así tener más capacitaciones profesionales

Los mejores métodos para aprender inglés

Una de las singularidades del trabajo remoto es formar equipo con una persona que se encuentra en cualquier lugar del planeta. Aprender inglés es básico para tener una comunicación fluida cuando se trata de componentes de diferentes nacionalidades.

Trabajar desde cualquier lugar es una ventaja evidente. La colaboración y comunicación entre equipos es fundamental para que los proyectos tengan un desarrollo correcto y se cumplan objetivos. Por esta razón es tan importante tener un buen nivel de inglés.

Para perfeccionar un idioma se necesita disciplina y ser constante, porque es un camino de largo recorrido. Toma acción, que vaya más allá que un simple propósito cuando empieza un nuevo año y lo dejas al cabo de unas pocas semanas.

Hablar y escribir en inglés correctamente es una de las habilidades que se piden en las ofertas de trabajo para formar parte del proceso de selección.

Existen diferentes métodos de aprendizaje y no debes desistir aunque al principio cueste. Hay una evolución. Márcate objetivos realistas, estudia y pon en práctica lo aprendido.

Consejos para aprender inglés más rápido

El aprendizaje de una lengua requiere de una inversión de tiempo. En ocasiones también económica.

Hay formas de aprender un idioma más rápido, con técnicas para estimular la memoria y la concentración, y hasta maneras de realizar hábitos diarios en inglés sin que te des cuenta.

Realizar cursos

La manera más tradicional de aprender un idioma es realizar un curso en una academia de lenguas con un profesor, aunque la verdad es que ahora existen diferentes modalidades para realizar las clases, en formato presencial u online, en grupos o individual, con material escrito y videos.

Son formaciones donde tienes ejercicios para realizar y aprendes gramática y vocabulario. Tienes la opción de evaluarte para un nivel y obtener un certificado oficial de tus capacitaciones lingüísticas.

También puedes ser autodidacta y realizar en internet un curso de los muchos que hay, tanto gratuito como de pago. Puedes ir a tu ritmo, avanzando según los horarios de que dispongas.

Intercambio lingüístico

Una manera didáctica y entretenida para aprender inglés es tener una pareja lingüística, con el que los dos salgáis beneficiados aprendiendo el idioma de la otra persona. Consiste en quedar para hablar y realizar una parte del encuentro en un idioma diferente.

En esta ocasión puedes realizar el primer tramo en español y el segundo hacerlo en inglés. Es aconsejable que ambas sean nativas del idioma que quiere aprender la otra persona, o que lo hablen realmente bien.

Las reuniones las puedes realizar con frecuencia, ya sea presencial en un bar, como por videoconferencia. Al principio y dependiendo del nivel de cada uno puede faltar fluidez, pero este es un aspecto que se soluciona con el tiempo.

Ten en cuenta que la otra persona está en la misma situación que tú, por lo que no te de miedo equivocarte. Este es un método muy bueno para practicar porque que te obliga a hablar y escuchar.

Además te comunicas de una manera informal, sin la metodología que enseñan en una academia de idiomas. Por lo tanto dirás expresiones coloquiales, frases hechas y utilizarás jerga, que es más como se habla en la calle y no como escribía William Shakespeare.

Te permite socializar y el contacto con extranjeros también proporciona conocer otras culturas y te enriquece.

Pensar en inglés

Es un ejercicio fácil y que puedes hacer en cualquier momento del día. Fuerza al cerebro a pensar en inglés, forma frases y hasta si quieres te respondes a ti mismo. Piensa lo que vas a hacer y describe lo que tienes alrededor.

Este es un ejercicio efectivo y que debes realizar sin que te sature. Empieza por hacerlo durante algún momento del día y después ves ampliando el tiempo durante la jornada para perfeccionar el nivel de inglés.

Utilizar aplicaciones móviles

Existen muchas aplicaciones de teléfono móvil para aprender idiomas. En las plataformas de Google y Apple las encuentras gratuitas, de pago y con versión freemium.

Son software que te facilitan ir a tu ritmo o el que te marca la propia la app, en la cual puedes definir la velocidad según tu disponibilidad y objetivo. Te proporcionan aprender vocabulario y gramática a través de superar niveles, motivando siempre para que no pierdas el ánimo en tu progresión.

Tratan de ser atractivas y entretenidas. Ponen retos y dan premios para incentivar al usuario, para que valore su evolución.

Ver películas y series en V.O.

Para aprender inglés es muy positivo tener el hábito de ver las películas y series en versión original. Agudizas el oído y te acostumbras a escuchar, además que en los diálogos te fijes en la pronunciación, la forma de hablar y las expresiones que utilizan.

Para que no se te escape nada puedes visionarlas con subtítulos. En un inicio pueden ser en español si tu nivel es bajo, pero cuando lo aumentes hazlo en inglés, así lees y escuchas en esta lengua. Esta es una técnica que te ayuda a tener una mayor comprensión.

Con el tiempo verás que cada vez entenderás más cosas. Asume que te perderás ciertos aspectos, sobre todo al principio, porque no entiendes alguna frase o porque has perdido el hilo. Pero la progresión en la compresión comprobarás que con el paso de las semanas será mayor.

Además conoces la voz real de tus actores y actrices favoritos, porque el doblaje no te permite saber cómo es.

Escuchar música

Otra manera de acostumbrarte a escuchar inglés es ponerte música de tus cantantes y grupos favoritos. Seguramente sea el método más entretenido y ni te das cuenta que estás en pleno proceso de aprendizaje.

Aprenderás a agudizar el oído y términos de pronunciación. Si alguna parte de la canción no la entiendes busca la letra e internet y así además de solucionar tu duda también aprendes vocabulario.

Escuchar podcasts

En los últimos años se ha producido un auge en el sector de los podcats. Existen de todas las temáticas, así que es una buena oportunidad para escuchar alguno en inglés de una materia que te resulte atractiva.

Puedes hacerlo en cualquier momento. Mientras trabajas en casa, te desplazas con el coche o en transporte público, o haces ejercicio.

Sumergirse en internet

Hay millones de páginas web en inglés, de lo que quieras, las opciones son de todo tipo. Esta es una excelente idea para aprender el idioma. Aprovecha para leer en inglés sobre todo aquello que sea de tú interés, de tus hobbies y las noticias en medios de comunicación.

No te hagas trampas y traduzcas todo el texto de la página. Aunque te cueste más, intenta entender todo lo que está escrito. Verás como tu capacidad de compresión irá progresando. Realiza las búsquedas también en inglés.

Aprovecha para seguir a gente por redes sociales que se expresen en este idioma e interactúa con ellos. Otra opción es mirar canales de YouTube.

Leer libros

La literatura siempre es una excelente elección en cualquier ámbito. Para aprender una lengua también porque adquieres gramática y vocabulario.

Hay libros adaptados con vocabulario delimitado dependiendo del nivel del lector, así que empieza por uno que no sea complicado. Si tu nivel no es elevado una opción es la literatura juvenil, porque contiene palabras y conceptos no tan complicados.

No es necesario que te pongas con clásicos de la literatura inglesa. Puedes leer algún libro que ya conozcas y te hayas leído en español. Quizás hay algún detalle que con la traducción se había escapado, con aspectos modificados para que tuvieran sentido. También sirve para ver como expresan las ideas en inglés.

Entretenerse con juegos y videojuegos

La mejor manera de aprender y divertirse al mismo tiempo es a través de los juegos. Decídete por alguno donde el vocabulario sea una parte importante, como Wordle o Scrabble. También por uno de preguntas y respuestas tipo Trivial.

Los videojuegos también son una buena idea si los tienes configurados en inglés, tanto el texto como las voces.

Configurar el móvil y el ordenador

A las cosas de uso cotidiano les puedes cambiar la configuración y ponerlas en inglés, como el teléfono móvil y las aplicaciones. También el ordenador y los programas que tienes instalados. Es una preferencia que te permite tener inputs diarios en este idioma sin que te des cuenta.

Ir de viaje

La mejor manera de hacer inmersión lingüística es viajar. Ir al extranjero, a un país donde se hablan inglés, es la destinación adecuada para aprenderlo.

La lista de destinos es larga y los tienes en todos los continentes y latitudes. Puedes ir a Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Irlanda, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Jamaica o Bahamas, por solo citar algunos.

También es una buena opción los países en los que aunque no sea la lengua oficial lo habla la mayoría de la población.

Deja un comentario