Mujer realiza teletrabajo en su casa con el ordenador

¿Qué es el teletrabajo?

Las nuevas tecnologías permiten que las personas puedan realizar acciones laborales desde casi cualquier punto del planeta. Nos acercan y facilitan para poder desarrollar las labores. El teletrabajo consiste en trabajar a distancia, trasladar el sitio físico del empleado a otro lugar, ya sea en la propia casa como en cualquier otro sitio.

Gracias a las oportunidades que presenta internet y las comunicaciones en diferentes soportes en muchos casos ya no es necesario que el asalariado se encuentre físicamente en la empresa para realizar su tarea. Este es un concepto que no es nuevo, pero que cada vez más se está implementado más, y que en un futuro no lejano será una normalidad por la agilidad que presenta tanto para el empleado como para la propia empresa.

La utilización de las tecnologías de la información y la comunicación permiten que las personas estén conectadas y puedan realizar de manera conjunta sus actividades laborales sin la necesidad que se encuentren en un mismo lugar.

Se trata de una tendencia de empleo que se va implementando con mayor asiduidad por las ventajas que posee en cuanto a la movilidad del empleado y en circunstancias especiales como se ha podido comprobar durante el confinamiento a causa de la pandemia provocada por el coronavirus, en la cual muchas compañías y autónomos pudieron continuar con su actividad diaria gracias a la posibilidad de poder trabajar a distancia.

Definición de teletrabajo

La Real Academia Española define el teletrabajo como aquel que se realiza desde un lugar fuera de la empresa utilizando las redes de telecomunicación para cumplir con las cargas laborales asignadas.

La Organización Mundial del Trabajo lo determina como una forma de empleo que se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando al asalariado del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina y como la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación.

Características del teletrabajo

El teletrabajo consiste en funcionar a distancia, por lo que las responsabilidades del empleado se pueden realizar desde cualquier punto donde se tenga conexión a internet, ya sea en un domicilio particular, como un centro público o privado, pueda ser un coworking, una biblioteca o una cafetería.

Con estas características también se puede hacer desde cualquier país. Este sistema busca una productividad a pesar de la distancia entre las personas, permitiendo que se lleve a cabo una comunicación ágil y fluida a través de la diferentes herramientas que se ponen a disposición para facilitar las labores, permitiendo el traspaso de información con rapidez y la realización de reuniones virtuales y videoconferencias para la toma de decisiones de manera eficiente.

Se trata de un nuevo método de la organización de la empresa que en los próximos años se irá implantando cada vez más. La innovación es una de sus características, de igual manera la capacidad de adaptación que debe presentar el profesional para trabajar en un entorno diferente al habitual en la oficina y con sus compañeros alrededor. Permite que exista una incentivación en los equipos del mismo departamento, así como de diferentes, además de fomentar el aprendizaje a través de nuevos espacios y herramientas telemáticas.

Para poder realizar todas las funciones adecuadamente, la empresa es la encargada de facilitar todo el material, programas y plataformas necesarias al empleado que opera en remoto para que pueda desarrollar sus funciones de la manera más adecuada para obtener los objetivos comunes.

La organización es diferente a la que se lleva a cabo respecto a la modalidad presencial, por lo que es vital que la comunicación sea fluida para que no se demoren las tareas en el tiempo. Los métodos en remoto son diferentes y se puede necesitar un período de adaptación que no debe alargarse por el bien de los objetivos y tener la capacidad de cumplir con los períodos de entrega de cada tarea. El empleado que ejecuta su labor en remoto, tiene los mismos derechos laborales que si lo hace en su puesto físico habitual.

Ventajas del teletrabajo

La posibilidad que ofrecen algunas compañías de trabajar en remoto brinda toda una serie de beneficios productivos a la misma empresa y al asalariado:

  • Flexibilidad horaria: el empleado tendrá la oportunidad de amoldar su horario laboral a lo largo del día, teniendo en cuenta las comunicaciones que debe realizar con sus compañeros y superiores, y los plazos de entrega. Esta circunstancia favorece que se produzca una mayor productividad al funcionar por objetivos.
  • Sin desplazamientos: el hecho de no tener que desplazarse al puesto de trabajo, que a muchas personas puede suponer más de una hora en cada trayecto, permite ganar tiempo evitando hacer desplazamientos. Esta ventaja permitirá contar con más tiempo libre.
  • Conciliación familiar: estar en casa y tener una mayor flexibilidad laboral permite tener la ocasión de pasar más tiempo con la familia. Al mismo tiempo también concede más espacio a lo largo del día para hacer tareas domésticas.
  • Ahorro de transporte: evitar los desplazamientos al lugar de trabajo, ya sea en vehículo propio, medio de transporte particular o público, permite no gastar dinero en esta materia y poder ahorrarlo.  
  • Empleo en todo el mundo: poder funcionar desde cualquier lugar permite al empresario contratar a una persona sin importar el punto geográfico en el que se encuentre. Lo más importante, además que sea una persona cualificada para el puesto, es que tenga una buena conexión para que la comunicación sea la correcta.
  • Ahorro en las oficinas: si una parte de los empleados se encuentra en remoto, permite que las instalaciones de la empresa puedan ser más pequeñas que si está toda la plantilla físicamente allí. Esto supone un menor costo de alquiler, además de tener la oportunidad de contar con una sede en una mejor ubicación por los precios de las oficinas. También permitirá un ahorro en material, servicios de administración y otros elementos como la luz.
  • Mejora en el medio ambiente: la cantidad de desplazamientos que no se realizan como consecuencia de trabajar en casa permite que el tráfico disminuya y que los niveles de contaminación sean menores, lo que es un elemento a favor del medio ambiente y para la salud de las personas. De la misma manera permite que también se reduzcan los índices de accidentes en la ida y venida al puesto laboral, sea en un vehículo de transporte o a pie.

Desventajas de trabajar desde casa

Pero no todo son ventajas con esta modalidad de empleo, porque el trabajo presencial también se convierte en esencial en ocasiones o las condiciones del home office no son las adecuadas:

  • Ambiente laboral: no compartir un mismo espacio con los compañeros desemboca en que la relación con ellos no sea la misma que si se comparten horas durante el día. Este hecho también afecta a la jerarquía de la empresa, ya que en muchas ocasiones el interlocutor puede ser una única persona. Esta falta de relaciones puede afectar a la motivación e identificación hacia la empresa y a la evolución del empleado. También se ven afectadas las relaciones personales al haber una menor interacción humana.
  • Conflictos en el hogar: tener un mismo espacio que supone al mismo tiempo la casa en la que se vive como el puesto de trabajo, puede comportar conflictos con el núcleo familiar si no se saben diferenciar estos dos elementos. Las distracciones por compartir el espacio con personas fuera del ámbito laboral también suponen una influencia a la hora de realizar las tareas propias profesionales.
  • Sedentarismo: no desplazarse ni moverse de la casa propia puede provocar que si la persona no tiene hábitos saludables como hacer deporte, su salud se vea afectada por la falta de movimiento durante el día, fuera de la jornada laboral.
  • Desconexión: trabajar en el mismo sitio en el que se vive provoca que algunas personas no pongan barreras en lo que significan sus labores profesionales, con las personales. Por este motivo es importante tener un horario y mantenerlo, evitando la posibilidad de estar trabajando durante el día y que se produzca una carga excesiva que lleve a una situación de estrés.

Deja un comentario