Un chico escribe en el ordenador portátil mientras trabaja desde casa

Todo lo que debes saber para que trabajar desde casa sea un éxito

La oportunidad de trabajar desde casa se presenta como un reto. Es un deseo para muchos que cuando se hace realidad se tiene que aprovechar, porque el domicilio se convierte en el lugar de trabajo, por lo que se tiene que saber separar la vida laboral con la personal. Además el hogar se debe condicionar para hacer la actividad profesional en las mejores condiciones para mantener la productividad como si se estuviera en la oficina.

Por este motivo es necesario tener en cuenta una serie de puntos para poder disfrutar de todas las ventajas que posee el teletrabajo. Debe seguirse una planificación para resolver problemas y seguir un proceso para adquirir una serie de hábitos y rutinas para sacar todo el rendimiento al hecho de trabajar en casa.

Recomendaciones para realizar teletrabajo

Estar bien organizado permite que la jornada laboral en casa se pueda ejecutar correctamente. Aquí os presentamos una lista de tips para aprovechar el teletrabajo y mejorar la productividad en remoto.

1. Sigue un horario

Prográmate el día y sobre todo cumple con las pautas. Respeta los horarios que te marques i los que necesita la empresa para que te mantengas conectado. Los compañeros y clientes deben saber cuándo estás disponible. La flexibilidad de trabajar en remoto permite que se pueda adaptar la planificación y si se necesita empezar antes, o terminar más tarde. También se tendrán en cuenta las zonas horarias dependiendo la ubicación geográfica de las otras personas.

2. Empieza temprano

No dejes que la mañana pase sin apenas darte cuenta. No alargues los desayunos y ponte manos a la obra. Lo mejor es crearte una rutina matutina. Esta depende de tus características, hábitos y necesidades profesionales. El orden de desayuno y ducha es de libre elección. Lo que sí debes hacer es vestirte, con ropa cómoda, por lo que no vale seguir con el pijama puesto. Si las necesidades lo requieren y se tienen que hacer videoconferencias, es preferible llevar puesta ropa más formal.

3. Estructura el trabajo

Tanto si trabajas solo como en equipo, es necesario planificar la jornada laboral, con las tareas que deben realizarse y completarse ese día, y los objetivos puestos. Es la manera de mantenerse productivo. Tener el día claro, para que no se produzcan horas muertas y se pueda rendir de forma permanente y efectiva. Esta planificación permite realizar un seguimiento i comprobar el rendimiento.

4. Marca las pausas

Es recomendable tener marcados los espacios de descansos y para comer. Son momentos que sirven para despejar la mente y también para estirar las piernas después de un buen rato sentado. Además también es una oportunidad para sacar los ojos de delante la pantalla y para que la vista se tome un respiro. Descansar cada cierto tiempo es importante para impulsar la productividad.

5. Delimita el espacio de trabajo

Las características de las casas marcan el espacio que se pueda dedicar a hacer teletrabajo. Depende de lo grande que sea y las habitaciones con las que se cuente. Por este motivo es necesario tener un lugar como home office, que no esté relacionado con la vida personal, para diferenciar actividades. Sobre todo es conveniente no trabajar desde el sofá o la cama. No es una manera efectiva de hacerlo, aunque no se tengan que realizar videollamadas.

6. Piensa en la ergonomía

Trabajar desde casa significa pasar muchas horas en el domicilio y sentado delante de una pantalla. Por eso se hace totalmente imprescindible que la comodidad sea máxima, para poder ejercer las tareas en las mejores condiciones y no aparezcan dolencias y lesiones. Tener material ergonómico se convierte en básico. La silla, además de estar a la distancia adecuada a la mesa, debe dejar descansar la espalda, las lumbares y el cuello, que son las zonas que más sufren. El ratón y el teclado también son importantes que sean ergonómicos para no forzar manos y brazos.

7. Instala la tecnología adecuada

En el teletrabajo es básico tener una buena conexión con los demás. Si la comunicación no es buena será un absoluto fracaso. Asegúrate de tener una excelente conexión a internet, un ordenador que rinda con rapidez y todo el software actualizado. La empresa es la encargada que el trabajador tenga todo el material y herramientas necesarios para que pueda ejercer sus funciones de la misma manera que si estuviera presencial en la sede de la compañía.

8. Pon reglas

Si se comparte el domicilio con otras personas, ya sean pareja, hijos, padres o compañeros de piso, se tienen que marcar una reglas básicas de convivencia mientras se está trabajando en casa. Esto pasa porque no se hagan ruidos ni se realicen interrupciones durante ciertas horas, especialmente si se llevan a cabo videoconferencias o se mantienen llamadas con clientes, compañeros o superiores. También se deben tener en cuenta estos aspectos si se tienen mascotas.

9. Evita las distracciones

Cuando se trata de trabajar en casa las fuentes de distracción son numerosas. La primera son el teléfono móvil y las redes sociales. Es importante no estar pendientes de los mensajes que lleguen o los posts que escriben nuestros conocidos y amigos. Todo esto se puede consultar en los descansos. También se deben evitar la televisión y páginas de internet que no estén relacionadas con el trabajo. Cuidado con las labores del hogar, que ayudan a procrastinar para no hacer la tarea laboral que toca. Cada cosa tiene su momento.

10. Aprovecha cuando seas más productivo

La flexibilidad que aporta el trabajo a distancia permite que los horarios se puedan adaptar en muchas ocasiones. Por este motivo, tanto si se trabaja en solitario o en equipo, es clave aprovechar al máximo aquellas horas en las que se es más productivo. Unas personas lo son a primera hora de la mañana, mientras que otras son más noctámbulas. Todo depende de la disposición que se posea.

11. Dedícate a una sola cosa

Está demostrado que para ser más productivos las tareas se deben hacer una a una. Empezar y acabarla, y después dedicarse a otra y seguir el mismo proceso. De nada sirve centrarse en diversas labores al mismo tiempo, porque no te permite estar tan centrado y el rendimiento disminuye. Siempre queda en un rincón de la cabeza aquella tarea que todavía no se ha finalizado.

12. Muéstrate proactivo

La comunicación en el trabajo en remoto es esencial para mantener el espíritu de equipo y la productividad. La tecnología permite estar conectados en todos momento, ya sea a través de mensajería instantánea, correo electrónico, chat, llamada telefónica o videoconferencia. Son diferentes los medios que se pueden utilizar. Haz saber a los miembros del equipo y clientes tu disponibilidad, y pregunte cuáles son sus preferencias para comunicarse.

13. Sé responsable

Cuando se trata de trabajar en casa cada persona debe ser dueña de sus actos y demostrar que puede estar en remoto igual que si estuviera en la oficina. La empresa muestra una confianza en poder funcionar de esta manera y se cuenta con las herramientas necesarias para operar a distancia. Esto significa que se debe demostrar responsabilidad y ser productivo.

14. Come y duerme correctamente

Para rendir al máximo nivel es necesario seguir una serie de pautas fuera de lo que es estrictamente trabajo. Es importante seguir una dieta saludable que permita tener energía y funcionar mejor. No es bueno estar picando cosas durante todo el día. La ventaja de estar en casa es que puedes cocinar y prepararte comida sana. También es fundamental dormir correctamente, las horas necesarias para rendir al día siguiente.

15. Sal de casa

Después de todo un día de trabajo en casa lo mejor es salir y respirar un poco de aire fresco. Cuerpo y mente lo necesitan para despejarse una vez terminada la jornada laboral, aunque también se puede hacer durante alguno de los descansos realizados durante el día. Es una oportunidad para pasear, hacer deporte, quedar con alguien o realizar compras.

Deja un comentario