Una mujer escribe en un ordenador portátil con el teléfono móvil al lado

Consejos para mejorar el rendimiento de ordenadores y móviles

El teletrabajo tiene una serie de características entre las que se encuentra estar conectado a través de diferentes dispositivos. Son herramientas que permiten efectuar las tareas, comunicarse y mantener la colaboración. Estos instrumentos tecnológicos deben mantenerse protegidos para no tener ninguna brecha de seguridad y que su rendimiento sea el adecuado.

Para mantener en buen estado los dispositivos que se utilizan, la Oficina de Seguridad del Internauta del Instituto Nacional de Ciberseguridad presenta una serie de recomendaciones para optimizar los aparatos tecnológicos a través de herramientas de mantenimiento y limpieza para que su rendimiento no se vea afectado y mantengan los cánones de seguridad y privacidad.

Acumulación de archivos y programas

Las conexiones a internet y la utilización de software hacen que en el ordenador, tablet o teléfono móvil se acumulen programas y archivos temporales, que afectan directamente al rendimiento del aparato. Por esta circunstancia se hace necesario la utilización de herramientas que permitan ganar espacio borrando archivos que no se usan y que ralentizan la velocidad. También de las que son de protección, que analizan los equipos, detectan y eliminan virus y malware, o cualquier archivo que considere peligroso.

En la navegación por la red se acumulan datos y archivos en ordenadores y smartphones, igual que en cada ocasión en la que se instala y desinstala un programa o aplicación. Son registros y datos sin ninguna utilidad y lo único que hacen es afectar directamente al rendimiento.

Existen también los programas que se autoejecutan en cada ocasión en la que se enciende el dispositivo, que afectan el rendimiento de la memoria RAM. O aquellos softwares que están instalados y que simplemente no se utilizan, que ocupan un espacio valioso en el hardware del equipo.

Programas para optimizar los dispositivos

Existen una gran variedad de herramientas y softwares, tanto gratis como de pago, que solucionan una gran variedad de incidencias informáticas, que permiten que el rendimiento de la máquina no se vea afectado, y en consecuencia, la productividad que podamos presentar. Las funciones de este tipo de programas abarcan diversos ámbitos:

Eliminar archivos temporales y duplicados: el uso continuado de los dispositivos y la utilización de internet hace que se vayan acumulando muchos archivos temporales en el sistema, que se suman a los programas que se instalan, afectando de forma directa al rendimiento porque ocupan espacio en la memoria y ralentizan el ordenador o el móvil. Las herramientas de limpieza son capaces de detectar y eliminar este tipo de archivos. Cuando se suprimen el rendimiento de la máquina es superior, porque queda liberado espacio de la memoria y la velocidad de procesamiento aumenta.

Eliminar registros: cuando se desinstalan programas existe la posibilidad que no queden eliminados algunos registros de estos, por lo que la rapidez del equipo se ve afectada. Cuando se borran todas estas bases de datos el equipo tiene mayor capacidad de rendimiento. Antes, pero, es recomendable hacer una copia de seguridad. Las herramientas de limpieza revisan el estado del sistema, examinan los archivos y programas que están instalados, y borran todos aquellos que no son necesarios y que además afectan al funcionamiento.

Desactivar programas cuando arranca el dispositivo: cuando hay instalados programas que tienen una configuración que hace que se inicien en el momento de arrancar el equipo, este es corriente que tarde más tiempo de lo normal en iniciarse y estar disponible para el usuario. Los programas de limpieza detectan y desactivan el autoarranque de estas aplicaciones, para así de esta manera imposibilitar que los softwares que no son necesarios se activen de inicio.

Eliminar cookies, historial de búsqueda y caché: la navegación por internet deja un rastro. En cada ocasión que se utilizan los navegadores y se entra en páginas web y las redes sociales se registran datos como las cookies que personalizan nuestro uso de la red, que propicia saber cuáles son los hábitos de consumo que tenemos y las búsquedas que realizamos, para que la experiencia en cada conexión a internet sea más personalizada, como ocurre con los anuncios publicitarios, que están enfocados a búsquedas anteriores que hemos realizado.

Esta información es valiosa no solo para las marcas, sino también para los ciberdelincuentes, que pueden sacar provecho de los datos obtenidos. Con el objetivo que la navegación por la red sea más segura cada cierto tiempo es necesario eliminar estas referencias propias.

Desfragmentar el disco duro: el almacenamiento de archivos que se produce en nuestro disco duro se realiza a través de pequeños fragmentos, no de pizas completas. El funcionamiento hace que a medida que se utiliza el equipo estos archivos se sobreescriban y se eliminen, complicando que el sistema los pueda ordenar de manera correcta. Esta circunstancia desemboca en un mayor trabajo para el equipo, con la consecuencia que el rendimiento se vea afectado.

La desfragmentación de los discos es la funcionalidad que las herramientas de limpieza y los sistemas operativos utilizan para reorganizar estos datos, permitiendo que se recupere espacio y la productividad del equipo no se vea afectada.

Desinstalar programas: cuando se eliminan programas es posible que algunos archivos de estos se queden en el sistema y no se borren. También cabe la posibilidad que el sistema no pueda realizar el proceso de desinstalación a causa de un software malicioso. Para solventar estas incidencias las herramientas de limpieza cuentan con la aplicación de desinstalación de programas, que tiene una capacidad mayor para eliminar software que la propia del sistema operativo.

Recomendaciones de rendimiento

Si no queremos que los equipos vean alterado su rendimiento y poder trabajar con ellos sin problema, lo mejor es utilizar los programas de limpieza para poner al día el equipo, eliminando cualquier archivo que no se utilice, obstaculizando toda acumulación de datos innecesaria, que afecte directamente a la productividad o la seguridad de sistema, y ocupe espacio en el disco duro.

Los sistemas operativos poseen herramientas con este fin, pero si se considera que no es suficiente su funcionalidad, existen en el mercado otras que permiten un rendimiento adecuado de los dispositivos, que realizan un análisis, limpieza y mantenimiento de los equipos.

Deja un comentario