Un chico escribe en el ordenador portátil en el sofá de su casa

Cómo obtener una mayor tasa de respuesta en los mensajes InMail de LinkedIn

Los contactos en el mundo laboral tienen una importancia destacada para progresar profesionalmente o hacer negocios. LinkedIn es la mayor red social del sector y cuenta con diversas funciones que permiten hacer networking y que se establezcan conexiones entre sus usuarios.

Una de ellas son los mensajes InMail, que permiten comunicarte con cualquier miembro de LinkedIn. No es necesario que pertenezca a tu red de contactos, sino que puede ser uno de segundo o tercer grado. Es una funcionalidad de la versión Premium i desde la cuenta básica, la gratuita, no es posible el envío de mensajes privados de este tipo, solo se puede realizar a los que son contactos directos.

Dependiendo del tipo de suscripción los usuarios tienen asignados un número de créditos para enviar estas comunicaciones, que tienen hasta 200 caracteres para colocar en el asunto y hasta 2.000 para introducir en el texto principal. No se pueden enviar mensajes InMail a los miembros que en su configuración personal han elegido no recibirlos.

Los reclutadores obtienen un crédito InMail cuando su mensaje es respondido en un plazo de 90 días desde que se envió para premiar la eficiencia del emisor en su elección de envío personalizado y privado.

Es una herramienta útil para contratar, ponerse en contacto con personas del sector o interesantes para mantener una relación profesional por el currículum, experiencia y conocimientos que poseen. Los reclutadores utilizan este sistema y valoran las tasas de respuesta que obtienen, donde se ver reflejado el compromiso del candidato y la eficiencia del recruiter.

LinkedIn presenta un estudio extraído a partir de los datos de decenas de millones de reclutadores corporativos de todo el mundo, que permite conocer cuando estas conexiones se convierten en más efectivas.

Cómo más corto, mejor

Queda claro que simplificar el mensaje hace que la tasa de respuesta aumente. En los InMail que contienen de 201 a 400 caracteres las opciones de ser contestados es un 16% superior a la media establecida.

Por el contrario, los más largos poseen un 18% menos de posibilidades de tener respuesta. Los mensajes más cortos, de 400 caracteres o menos, se desempeñan un 41% mejor que los que tienen más de 1.400. Aunque los de 800 también tienen tasas de respuesta superiores a la media.

En total, la mayoría de la comunicación de InMail contiene entre 400 y 1.000, mientras que un número inferior al 10% son de menos de 400. Esta es una de las razones por lo que los más breves destacan, porque son más rápidos de leer que el 90% de los que se realizan. Otra explicación puede ser que los candidatos pasivos, quizás más ocupados, pueden leerlos de manera más rápida y responder en un espacio breve de tiempo.

Menos el sábado, es igual el día

La mayor parte de las respuestas se producen durante las primeras 24 horas. En total el 65%. Mientras que 4 de cada 5, el 79%, son en los tres primeros días.

Los datos indican que el lunes es el mejor momento de la jornada para enviar este tipo de mensajes. La diferencia, por eso, es mínima, ya que el viernes o el domingo solo tienen una media de rendimiento del 2% y 3% inferior, respectivamente.

Cuando sí que es relevante son los sábados. Es el día de la semana menos indicado porque reclutadores y candidatos acostumbran a no tener obligaciones laborales y se encuentran en otras tareas. Los mensajes enviados tienen un 13% menos de respuestas, mientras que únicamente un 20% se envían en este día. El fin de semana es cuando la mayor parte de las personas no trabajan y por este motivo menos del 5% de los mensajes se efectúan en sábado y el domingo.

Mejor personalizar los mensajes

La personalización de las comunicaciones funciona mejor que las que lo hacen de manera generalizada. En el caso de los InMail no es diferente. Poseen una tasa de respuesta del 20% más elevadas que los mensajes que se envían en masa. Los escritos en plantilla reciben más contestaciones que los hechos bajo un modelo.

La personalización no solo consiste en poner el nombre del destinatario, sino que debe quedar claro que se tiene interés y que se conoce su perfil profesional. Debe quedar demostrado que el mensaje está dirigido únicamente a ellos.

Quien busca un nuevo trabajo responde más

Las personas que tienen en su perfil la etiqueta Open to work significa que están abiertos a nuevos desafíos profesionales. Por lo tanto es normal que respondan más este tipo de mensajes que el resto de usuarios de la plataforma.

Las estadísticas muestran que la diferencia es grande. Hasta un 75% superior entre los usuarios que tienen esta etiqueta en su perfil de la red social profesional.

Reclutadores e integrantes del departamento de recursos humanos deben tener en cuenta todos los miembros de la comunidad. No solo centrarse en los candidatos pasivos, sino que deben también incidir en los más activos como los que en la actualidad están desempleados.

En resumen

Los reclutadores, personal de recursos humanos y el amplio abanico de usuarios de LinkedIn deberán seguir una serie de pautas si quieren tener éxito en sus comunicaciones vía InMail de la red social profesional.

En un momento en el que se reciben gran cantidad de correos a través de diferentes canales, se hace necesario una personalización y llamar la atención desde un primer momento para ser atractivos al receptor y que este muestre interés.

Las habilidades comunicativas se tienen que desarrollar para ser claro y conciso en la comunicación escrita, sabiendo escoger correctamente las palabras para captar la atención del miembro de LinkedIn en el proceso de escritura.

A modo de conclusión, los puntos más relevantes para una interacción correcta son:  

  • Los mensajes InMail cortos reciben más respuestas que los largos
  • El sábado es el peor día de la semana para enviar los mensajes
  • Los mensajes personalizados funcionan mejor que los hechos en masa
  • Los candidatos Open to work responden mucho más que el resto de usuarios

Deja un comentario