Un hombre consulta una web de empleo con el ordenador portátil para encontrar trabajo rápido

Cómo encontrar un trabajo rápido

Cuando una persona está en búsqueda activa de empleo, tiene como objetivo conseguir trabajo en poco tiempo y ser contratado rápidamente, para que todo el proceso no dure demasiado para encarar una nueva carrera profesional.

En el momento en el que tienes la necesidad de encontrar un trabajo rápido y no lo consigues, puede ser desesperante y te propicie la aparición de nervios si lo necesitas deprisa. Esta situación te puede llevar a tomar decisiones precipitadas y no realizar acciones que te perjudican más que ayudar a cumplir tu meta.

Esta no debe ser una carrera contrarreloj. Realiza una estrategia y afina los objetivos para terminar la búsqueda de empleo lo más rápido posible. Tener constancia y enfocarte en puntos clave te servirá para volver al mercado laboral.

Cómo conseguir trabajo en poco tiempo

Seguir una buena orientación es uno de los trucos para encontrar trabajo pronto. A continuación tienes una lista de consejos para alcanzar la meta laboral que te aplicas:

Se selectivo

La calidad tiene que estar por encima de la cantidad, porque no es verdad que cuantas más solicitudes de empleo envíes más probabilidades tienes para conseguir una entrevista de trabajo y ser contratado.

Las opciones aumentan cuando delimitas tus esfuerzos a aquellas vacantes que más se acercan a tu perfil profesional, habilidades, conocimientos y experiencia. Los responsables de recursos humanos tienen más en cuenta que el currículum vitae del solicitante encaje con el puesto que ofrecen.

Para alcanzar la meta debes tener un objetivo claro y orientar la búsqueda de trabajo. Valora en que empresas quieres trabajar, que tipo de puesto deseas, el salario y los horarios. Además aplica a las ofertas por las que estás cualificado, postular a ellas te hace ganar posibilidades. No pierdas el tiempo en aquellas en las que no cumples ningún requisito.

No esperes a obtener una respuesta

No realices la equivocación de optar únicamente a una oferta. Márcate objetivos y elige a las empresas, pero esto no quiere decir que tengas que esperarte a obtener una respuesta sobre la solicitud realizada y no probar para optar a otras ofertas. Esta manera de funcionar te haría perder demasiado tiempo.

Lo más apropiado es aplicar para varias vacantes, siempre eligiendo aquellas que te atraigan profesionalmente y por la que cumples con los requisitos que piden. De esta manera ganas tiempo en caso de ser rechazado y mantienes otras opciones abiertas.

Investiga el mercado laboral

Siempre es interesante conocer el estado actual del mercado laboral. Cuáles son los empleos más demandados y la capacidad que existe para cubrirlos. Esta información te permite saber tus opciones para optar a uno de ellos, los requisitos que piden y las habilidades y conocimientos que necesitas adquirir para ajustarte a las necesidades que tienen estas empresas.

Además conoces las condiciones que ofrecen en el sector y los sueldos que se comprometen de media para ciertos puestos que te pueden interesar.

Adapta el currículum y la carta de presentación

Cuando envíes una solicitud no lo hagas de cualquier manera. Debes mandar el CV y la carta de presentación adaptados al puesto por el cual aplicas. De esta manera los técnicos de RRHH comprueban tu trayectoria, como te ajustas a sus necesidades, cuáles son tus fortalezas y destacas sobre el resto.

Facilitas su labor porque diariamente reciben una gran cantidad de currículos y así pueden seleccionar mejor y más deprisa. Los documentos que remites tienes que adecuarlos, así que no hagas un envío genérico.

La información siempre debe estar actualizada y personalizada para cada oferta. Haz un resumen que no sea demasiado extenso, porque si no, no lo van a leer o lo harán en diagonal como mucho.

Escribe las aptitudes y conocimientos más relevantes que puedan necesitar y mejor se ajusten a la vacante. En la carta de presentación explica experiencias, como arreglaste problemas que surgieron, siempre adaptados al puesto para enfatizar tus habilidades.

Las empresas utilizan un software para encontrar palabras clave en el CV, así que escribe los términos que puedan ser más interesantes para el puesto que ofrecen. Antes de enviarlo asegúrate que no haya errores ortográficos y gramaticales.

Aprovecha la parte superior del CV

Con la cantidad de currículums que reciben diariamente los técnicos de RRHH, no tienen tiempo suficiente para mirar con detenimiento todos los que le llegan. Por este motivo es tan relevante destacar de inicio para estar en el grupo de currículos que sí que leen más profundamente.

Generalmente se miran estos documentos en forma de Z, por lo que información importante y datos destacados deben posicionarse al inicio en el encabezado. Poner referencias personales como el contacto o la foto es desaprovechar un lugar esencial.

Utiliza ese espacio para escribir sobre ti mismo, como aspectos de tu marca personal y facetas destacadas.

Prueba en diferentes plataformas

En internet encentras muchas plataformas y portales web específicos de empleo. No te centres únicamente en uno. En la selección de puestos que te gustaría ocupar que has realizado busca en estos lugares de la red, así como en redes sociales profesionales como LinkedIn y en la propia web de las empresas, ya que en muchas ocasiones muestran una bolsa de trabajo.

También ofrecen la posibilidad de enviar tu solicitud con el currículum y la carta de presentación aunque no tengan ninguna vacante publicada.

La clave está en probar por diferentes vías, no dejarlo todo a una única posibilidad. Nunca se sabe cuál es la que te proporciona conseguir trabajo ahora.

Las webs de empleo tienen un apartado de búsqueda avanzada para afinar más la indagación. Aprovéchalo para ganar tiempo y no encontrarte con ofertas que no te puedan interesar. Así ya descartas muchas de buenas a primeras y reduces el abanico de posibilidades. Tienes la opción de escribir una palabra clave, la ubicación, el cargo y el tipo de contrato, entre otros elementos.

También es interesante registrarse en estos sitios web para recibir en el correo electrónico las alertas de empleo, que te muestran nuevos trabajos publicados que se ajustan a tu perfil profesional y tus intereses.

Se flexible

Puede producirse la circunstancia que ninguna oferta se adapte a tus preferencias. En este caso no debes desistir, sino en reconsiderar objetivos. El puesto perfecto no existe, así que siempre habrá algún aspecto que te guste menos: horarios, sueldo, funciones, etc.

No seas tan exigente si quieres encontrar empleo pronto. Efectúa una selección de los trabajos que más se ajustan a tus preferencias y envía la solicitud. Después siempre estás a tiempo de volver a cambiar de trabajo para conseguir uno que consideres mejor.

Realiza un seguimiento

Si han pasado unos días y no has recibido ninguna respuesta de parte del reclutador, envía un email para saber cómo se encuentra el proceso de contratación y si recibieron correctamente toda la documentación que enviaste. Es una forma para que te tengan en cuenta o para que te informen que no eres seleccionado y así puedes fijar tus esfuerzos en otros objetivos.

Se prudente y deja pasar como mínimo una semana antes de remitir el correo electrónico, para no parecer demasiado desesperado para conseguir el empleo. Tampoco insistas demasiado.

Fortalece la marca personal

La relevancia de tener una marca personal consolidada proporciona una relevancia en el sector en el que te desarrollas y que puedan surgir nuevas oportunidades profesionales. Cuida tus redes sociales, ten un perfil bien cuidado y aporta valor a la comunidad.

Llegar a ser un referente, un especialista en un sector, te abre puertas y permite diferenciarte del resto de candidatos. Controla los contenidos de las publicaciones en las redes sociales y muestra siempre una imagen profesional.

Realiza networking

Las redes de contactos sólidas son una de las mayores herramientas para encontrar un nuevo trabajo. Este sistema permite establecer relaciones laborales, tener una conexión con profesionales relevantes, efectuar colaboraciones y alcanzar una visibilidad que puede abrir muchas puertas laborales.

Además de comunicarse con estas personas e intercambiar conocimientos y puntos de vista, te pueden ayudar si lo precisas y recomendar. Es importante participar en encuentros tanto presenciales como virtuales.

Tu red de contactos también pueden ser familiares y amigos. Si buscas trabajo se lo debes hacer saber a todos porque nunca se sabe de dónde te puede venir una oportunidad laboral.

Mejora el inglés

Tener un buen nivel de inglés es imprescindible para ser seleccionado para un puesto. Hay trabajos en el que es fundamental porque se utiliza este idioma diariamente, mientras que en otros de forma no habitual o solo esporádicamente. En todos los casos en muchas ofertas te encuentras que se pide un nivel elevado de inglés.

Por este motivo es necesario realizar un constante mantenimiento de esta lengua si tienes un buen nivel, así como mejorarlo si crees que profesionalmente no te puedes desarrollar lo suficiente con tu situación actual.

Es especialmente interesante que domines el vocabulario de tu sector en inglés, para desarrollarte correctamente a nivel hablado y escrito, así como si en la entrevista de trabajo te realizan alguna pregunta en esta lengua y debas tener una conversación.

Prepara la entrevista de trabajo

Una vez seleccionado para una entrevista de trabajo es vital preparar este encuentro con los responsables de RRHH o los representantes de la empresa que se encarguen de realizarla. Piensa en las preguntas que te pueden realizar y planifica buenas respuestas para transmitirles.

Deben ser contestaciones convincentes y que vayan en consonancia con el puesto de trabajo al cual aspiras. Muestra por qué eres la persona ideal para el puesto y en todo lo que aportas para que la empresa obtenga mejores resultados.

Investiga previamente a la compañía para ir en concordancia con sus valores y su forma de funcionar. Así también demuestras el conocimiento que posees de la entidad y del sector en el que se desenvuelve.

Al mismo tiempo también prepara preguntas a realizar durante el encuentro, para que el entrevistador vea tu interés y motivación y te hable de la empresa, hecho que hará que se acuerde más de ti y te tenga en buena consideración.

Ten especial atención en que no se note que te has preparado las respuestas. Trata de ser natural además de sincero. Evita las sonrisas falsas, son demasiado evidentes para los responsables de recursos humanos

Además de tener buena presencia física y presentarte aseado, debes estar arreglado para el tipo de puesto al que aspiraras. Dependiendo del cargo puede ser más formal o informal. Recuerda que la apariencia es lo primero que ven los entrevistadores y la primera impresión que se llevan de ti.

Durante la cita evita hacer comentarios negativos de compañeros o sitios donde hayas trabajado, decir mentiras o hacer comentarios fuera de lugar. También tienes que cuidar el lenguaje no verbal, como la postura corporal que mantienes y los gestos que realizas.

Ensaya la entrevista, si es preciso con un amigo que te vaya haciendo las preguntas. Te podrá dar su punto de vista sobre tu puesta en escena y el lenguaje corporal. Expresa confianza durante la conversación.

Muestra tus referencias

Siempre es relevante que profesionales del sector aporten su opinión positiva sobre ti y tu trabajo. Habla con las personas que te pueden referenciar si los reclutadores se interesan por tu perfil y quieren una opinión externa acerca de tu trayectoria profesional.

Entre estos se encuentran antiguos jefes, compañeros, clientes, proveedores y profesionales con los que hayas tenido en alguna ocasión un contacto laboral. Estas referencias deben ser reales porque los reclutadores comprueban que sean verídicas.

Contacta con estas personas para tener su permiso y que estén dispuestos a hablar de ti si se comunican con ellos. Procura que se sientan cómodos si los nombras para que se puedan poner en contacto con ellos. En sus explicaciones deben ser honestos, que conozcan bien tu forma de trabajar y puedan contar tus experiencias.

Asiste a eventos de contratación

En ocasiones se realizan eventos en los que una empresa en particular o varias de un sector reúnen a candidatos para los puestos de trabajo que ofrecen.

Es una oportunidad excelente para que las compañías conozcan cara a cara a los solicitantes y que estos traten de convencerlos en una entrevista. Es una ocasión perfecta para causar una notable impresión a los representantes de la empresa.

Formación continua

Durante tu etapa laboral, busques o no un nuevo trabajo, siempre es importante que te mantengas actualizado, no solo para las tareas profesionales que estés realizando en ese momento, sino también de cara al futuro para adaptarte a las necesidades de la empresa o bien si te decides a buscar un nuevo puesto de empleo.

Estas aptitudes te abrirán puertas y te mantendrán en el escalafón más elevado. Aprovecha siempre para prepararte y ampliar conocimientos. Realiza cursos online o presenciales, en internet hay formación de todo tipo. También puedes encontrar formación a todos los niveles, tanto gratuita como de pago.

Deja un comentario