Una mujer teletrabaja con el ordenador portátil desde el balcón de su casa

Cómo configurar la oficina en el balcón o la terraza de casa

Acondicionar un lugar en el domicilio para confeccionar una oficina en casa en las mejores condiciones es un reto para realizar teletrabajo. El sitio ideal es un espacio reservado únicamente para desarrollar las tareas profesionales en alguna de las habitaciones de la vivienda. Aunque para cambiar un poco y aprovechar el buen tiempo también puedes trasladar la home office al exterior, en el balcón o la terraza.

Esta es una solución perfecta si tienes la sensación de estar todo el día encerrado en casa. Salir de estar entre 4 paredes, cambiar la normalidad y encontrar una nueva inspiración. Convertir un balcón o una terraza en un espacio para trabajar queda directamente condicionado por las dimensiones.

Acomódate bien, que no sea solo una simple mesa y silla de camping. Debes ser organizado para estar en un nuevo entorno. No te des rápido por vencido si en un principio no te encuentras lo suficientemente cómodo o concentrado, ya que necesitas adaptación también.

Si el lugar es pequeño y no te cabe nada más que una mesa plegable, la silla que al menos tenga respaldo y cojines en el asiento. También estaría bien que tuviera reposabrazos. Dependerá del espacio y el tamaño de la mesa.

Ideas para trabajar en el balcón o la terraza

Cuando valores llevar el escritorio al balcón o la terraza del hogar, piensa en configurar un lugar agradable y que sea funcional. Organiza la zona de trabajo para ganar en productividad y piensa en ideas para sacar el máximo rendimiento de pequeños espacios.

Muebles ergonómicos

En un balcón o en una terraza estás muy condicionado por las dimensiones del espacio. Pero igual que en una home office en una habitación de la vivienda es preciso que utilices mobiliario ergonómico para que tu salud física no se vea alterada, en el exterior no debes descuidar este asunto.

Los fabricantes cada vez más se adaptan a las circunstancias y encuentras muebles ergonómicos de muchas medidas diferentes y materiales específicos para trabajar en el exterior. La silla de oficina, por ejemplo, tiene un volumen inferior a la de interior.

Muebles resistentes a la climatología

Procura que los muebles que utilizas en el exterior sean de materiales resistentes para estar a la intemperie. Si no los retiras en cada ocasión que terminas de trabajar procura que la mesa y la silla estén compuestas de componentes que resistan sin problemas a cambios de temperatura, que les de la luz directa del sol o queden mojados por la lluvia.

Conexión wifi

Si necesitas tener conexión a internet a través del wifi asegúrate que la señal es correcta en el exterior para poder trabajar sin incidencias. La distancia con el router, las paredes u objetos pueden hacer que la señal sea débil o inexistente. En el caso que no lo sea toma medidas para mejorar la señal.

Utiliza alargos y regletas

Vas a necesitar estar conectado a la electricidad para tener encendidos los dispositivos tecnológicos. Usa una regleta para enchufar varios aparatos y alargos para que estén conectados a una toma de corriente cercana en el interior del domicilio.

Almacenamiento vertical

Si necesitas tener cerca material u objetos para usar o consultar durante la jornada laboral la mejor idea es que utilices almacenamiento vertical, con estanterías en la pared o un armario de pequeñas dimensiones para colocarlos.

Atento a la meteorología

Mira como está el cielo antes de salir al exterior. Si acecha lluvia no te plantees acomodarte en el balcón o la terraza para trabajar porque corres peligro que solo puedas estar unos minutos antes de que empiece a caer agua, o que simplemente si es de repente, que se mojen todos los papeles que puedas tener sobre la mesa, además que pueda sufrir daños importantes el ordenador portátil. Consulta la previsión meteorológica para no llevarte sorpresas.

No solo debes prestar atención a la lluvia, sino a otras circunstancias del tiempo. Si el día se prevé muy caluroso mejor que no te pongas bajo el sol o corres el peligro de coger una insolación o una deshidratación. No es nada cómodo trabajar bajo el sol. Tampoco si el viento es fuerte, por incomodidad y porque puede volar algún documento importante.

Adaptar horario

Valóralo especialmente en los meses de más calor, cuando en el exterior hay una temperatura elevada y la sensación térmica es muy alta. Si tienes un horario flexible adapta tu programación del día a las horas de menos calor, como a primera hora de la mañana o ya bien avanzada la tarde. También tienes la posibilidad de compaginar el trabajar desde una habitación a hacerlo desde el balcón o la terraza.

Protegerse del sol

Ponte a la sombra, que el sol no te toque directo a la cabeza, especialmente en los meses de más calor. Utiliza un toldo o una sombrilla. No comprometen la calidad de la luz natural y tienen un mantenimiento sencillo. No olvides ponerte crema solar si vas a estar bajo el sol.

Procura no tener el ordenador u otros dispositivos tecnológicos como el teléfono móvil bajo un sol abrasador, porque pueden sufrir un sobrecalentamiento y padecer daños graves.  No te pongas en dirección que el sol toque a la pantalla porque se producirán reflejos y no verás el contenido que aparece.

Ropa adecuada

Vas a estar rato a la intemperie trabajando. Esta circunstancia obliga a que tengas muy en cuenta la climatología y los cambios de temperatura para vestirte de la manera adecuada. Puedes estar muy concentrado en lo que estás haciendo, que te pasen las horas y no te des cuenta que ha bajado la temperatura o que llevas mucho tiempo bajo el sol.

La temperatura cambia de primera hora de la mañana al mediodía, y de la tarde al anochecer. Además de los cambios bruscos en la meteorología que se puedan producir durante la jornada. Es conveniente vestirte de la forma apropiada. Si refresca ponte encima un jersey, sudadera o chaqueta. Si pasas calor más adelante siempre te lo puedes quitar. Ten cerca estas prendas por si se produce la situación contraria y bajan los grados del termómetro.

Una mujer hacer teletrabajo con el ordenador portátil en en balcón de su casa

Cuidado con las alergias

Estar en el exterior comporta que debas tener en cuenta diferentes aspectos, especialmente en ciertas épocas del año. Ten cuidado si eres una persona con algún tipo de alergia relacionada con plantas o árboles, porque hay períodos en los cuales el aire transporta sustancias provenientes de estos en mayor medida que te pueden afectar y hacer muy molesta tu estancia en el exterior.

Si padeces alguna alergia de este tipo en estas épocas, como en la primavera y el florecimiento mejor que no trabajes desde el balcón o la terraza.

Protégete de los insectos

En épocas de mayor calor los insectos hacen acto de presencia. Pueden llegar a ser muy molestos. No únicamente porque revolotean alrededor o se posan en los dispositivos que usas, alguna parte del cuerpo o sobre la comida que tienes en la mesa. Hasta algunos producen picadas que provocan escozor y algunas pueden ser dolorosas.

Para no sufrir estos inconvenientes lo más adecuado es utilizar repelentes de insectos, tanto eléctricos, como líquidos o naturales. Los primeros se enchufan o van con baterías y emanan ultrasonidos para hacer rehuir todo tipo de insectos. Sitúalo en una pared o un rincón en el suelo del balcón o terraza.

Los repelentes de mosquitos también los tienes en spray, líquido y gel para ponerlo sobre la piel. Los hay con agradables fragancias para que el olor no sea un inconveniente para el que se lo pone.

Existen repelentes naturales de mosquitos. Son plantas que con el aroma que desprenden los alejan:

  • Citronela
  • Albahaca
  • Lavanda
  • Menta
  • Clavo de olor
  • Salvia
  • Geranio limón
  • Manzanilla
  • Romero

Con las plantas en el exterior procura que no haya agua estancada en las macetas y los platos que tienen debajo porque es un foco de cría de mosquitos.

Cancela el ruido

Si vives en una calle donde hay un exceso de ruido a causa del tráfico de vehículos, la circulación de la gente o porque hay una terraza de un bar o un colegio enfrente, siempre puedes tomar medidas como utilizar auriculares de cancelación de ruido, que te permiten evitar cualquier sonido que tengas en tu entorno, evitando las distracciones y la falta de concentración.

Limpieza

El mobiliario de exterior es necesario que esté a resguardo para que no se deteriore cuando no se utiliza. La lluvia y el sol con el tiempo dañan los materiales ante una exposición prolongada.

Cuando no se guardan sillas y mesa, hace tiempo que no las usas y han estado a la intemperie se acumula la suciedad con polvo, partículas de contaminación o de tierra en suspensión que lleva el aire como en una calima, fango de la lluvia o excrementos de ave.

Por este motivo es preciso antes de ponerte a trabajar y dejar encima dispositivos y documentos, que realices una buena limpieza con los productos de higiene correspondientes.

Cerramiento

Si tienes presupuesto para realizar la obra puedes cerrar todo el balcón para que te proteja de las condiciones meteorológicas el exterior y mantenga la temperatura del interior del edificio. Permite la entrada de luz solar, con lo que no tendrás problemas de iluminación. Tampoco te afectara la lluvia.

Utiliza persianas y cortinas para que no se produzcan deslumbramientos. Es importante que tenga una iluminación adecuada. Si la vivienda está en una calle concurrida de gente y tráfico el cerramiento proporciona que el ruido baje su intensidad.

Deja un comentario