Un hombre realiza una videoconferencia con su ordenador portátil y toma apuntes en una libreta

Preguntas que te encontrarás en una entrevista de trabajo remoto

Una entrevista de trabajo es un hecho que puede marcar nuestra carrera profesional. Por esta circunstancia se hace imprescindible que se acuda a ella con una base preparada, tanto si se produce de forma virtual como presencial. Hay aspectos que se deben estudiar para tener la respuesta adecuada a preguntas específicas en el trabajo remoto, que se unirán a las más habituales para un empleo tradicional en la oficina.

El teletrabajo tiene unas características específicas respeto al empleo in situ. Los responsables de recursos humanos encargados de realizar la selección para el puesto de trabajo son conscientes de las características diferentes que tiene el home office, por lo que escogerán para el cargo a una persona con experiencia con el trabajo a distancia o que por su perfil tenga facilidad a desempeñar estas habilidades en remoto.

En una entrevista laboral los reclutadores hacen una selección de candidatos que más se ajusten al perfil, para encontrar a la persona perfecta para el cargo que se ofrece. Además de los conocimientos del aspirante, también se tienen en cuenta aspectos psicológicos para detectar alguna cosa que no aparezca en el currículum. Se trata de encontrar las fortalezas y debilidades del postulante que participa en el proceso de selección.

Los técnicos de RRHH cuentan con técnicas y estrategias para poner a prueba al candidato y sacar conclusiones para la futura contratación de la empresa.

¿Cuáles son las preguntas en una entrevista de trabajo?

El personal de recursos humanos se encargará de realizar las entrevistas, aunque también puede estar presente algún miembro de la empresa que esté integrado en el departamento en el cual se encuentra la oferta laboral.

Se llevan a cabo una selección de preguntas para evaluar al aspirante. Unas serán cuestiones típicas y frecuentes para conocer al candidato, pero otras serán mucho más precisas para saber cómo es la persona o los conocimientos y experiencia que posee.

El reclutador intentará descubrir si las cualidades profesionales de la persona y su personalidad encajarán en la empresa. En el tiempo que dure tratan de ver cómo reaccionan a ciertas cuestiones, especialmente si son complicadas y les pone en un compromiso.

En las más comunes se centra en la experiencia del solicitante, pero fuera de las frecuentes se producen algunas donde se pueden ver puntos débiles y fuertes de la persona, o revelar información que hayan tratado de ocultar y que no está presente en el cv.

El mejor consejo para una entrevista laboral es mostrarse comunicativo, receptivo y proactivo. Estas son excelentes cualidades para un trabajador remoto. También se tiene que ser sincero y alejarse de datos falsos.

¿Tienes experiencia haciendo trabajo remoto?

Con esta pregunta quieren conocer tus roles anteriores y funciones. Si tienes en el home office detalla cuando y como lo hiciste, como estabais estructurados, la forma de funcionar, el software utilizado, como os comunicabais, la manera de hacer las reuniones virtuales, si existían diferencias horarias entre los empleados o clientes y como se afrontaban los inconvenientes que pudieran surgir. Si no cuentas con experiencia destaca la capacidad de adaptación que tienes y tus habilidades tecnológicas, organizativas y de comunicación verbal y escrita.

¿Por qué quieres trabajar a distancia?

Es la forma de conocer los motivos de no querer estar presente en la oficina. Aquí lo conveniente es destacar las posibilidades que tiene estar en remoto, las ventajas que tiene para la empresa –especialmente a nivel de productividad– y los beneficios personales que posee. Es el momento de exponer todas la ventajas que caracteriza el teletrabajo.

¿Cómo es tu home office?

La empresa quiere saber con que medios cuenta el candidato en su hogar para realizar sus funciones laborales. Desea conocer como es el lugar donde trabajará, si es en el domicilio particular, en un coworking, una biblioteca o una cafetería. Si es una oficina en casa quiere tener conocimiento si cuenta con un escritorio, una silla ergonómica, un espacio único para trabajar y la conexión a internet. También aspectos como las distracciones que puede tener. En la respuesta se debe explicar todos estos aspectos.

¿Con que herramientas has trabajado?

Cada empresa trabaja con herramientas diferentes para desarrollar sus tareas. En el mercado existen múltiples software y aplicaciones digitales que abarcan todo tipo de necesidades, que permiten una comunicación íntegra y que los proyectos avancen sin mayor incidencia. El candidato debe responder con aquellas herramientas colaborativas y software de gestión de proyectos con los que ha trabajado anteriormente, con los que está familiarizado, teniendo en cuenta que un buen número de los que se encuentran en el mercado son similares y que la adaptación de una a otra no es nada complicada.

¿Cómo se consigue una comunicación efectiva de equipos remotos?

La comunicación cuando se trata de equipos que se encuentran alejados puede presentar dificultades. La experiencia hace que se encuentren soluciones y es aquí donde se quiere incidir. Los desafíos que se presentan como necesitar cosas con rapidez, reuniones improvisadas o husos horarios diferentes. En esta ocasión la intención es comprobar los recursos con los que se cuenta para solventar incidencias, las herramientas que se conocen y la capacidad organizativa. La contestación puede ser con algún ejemplo de colaboración.

¿Cómo te administras el tiempo?

Aquí depende de la flexibilidad que permita la empresa en lo referente al horario, si se marcan unas horas de inicio y final como en la oficina, o se cuenta con mayor independencia para efectuar las tareas. Lo que se quiere saber es como te distribuyes la jornada laboral y que capacidad tienes de mantenerte productivo durante ella. Para responder expón tu rutina diaria, tu aptitud organizativa y tu capacidad de adaptación si existe flexibilidad horaria o bien están bien delimita la jornada de trabajo.

¿Cómo minimizas las distracciones en casa?

En el hogar se pueden producir una serie de distracciones que afecten al rendimiento de un teletrabajador. La empresa desea tener información de los retos que tendrá el empleado en estas circunstancias, desde compartir el hogar con la familia a ruidos o interrupciones que afecten de manera directa a la concentración. Si se tiene experiencia se saben las incidencias que se pueden producir y cómo solventarlas. En la respuesta es posible destacar que en la oficina también existen distracciones.

¿Cómo te mantienes motivado en el teletrabajo?

La cuestión se realiza teniendo en cuenta las características de trabajar en casa, ya que la comunicación con los compañeros y la conexión visual es diferente a cuando se ocupa un puesto en una oficina. Además de las distracciones diarias que aparecen en el hogar. En esta ocasión desde RRHH quieren saber cómo te vas a desenvolver durante el día. Es el momento de destacar la propia capacidad organizativa y la proactividad en materia colaborativa.

¿Qué es lo más importante para que sea exitoso un proyecto que se trabaja en remoto?

La colaboración de un equipo remoto es sumamente importante para conseguir los resultados esperados. Por este motivo la empresa quiere asegurase que sus empleados lo entienden y se encuentran en esta dirección. Cada miembro realiza sus funciones para conseguir los objetivos, que son a corto, mediano y largo plazo. En la respuesta es importante destacar que la comunicación es indispensable para conseguir las metas y que la gestión tiene un papel destacado.

¿Qué es lo que más te gusta de teletrabajar? ¿Y lo que menos?

Quien se presenta a una oferta para un puesto para trabajar desde casa es porque la modalidad le atrae. Tiene ventajas, pero también inconvenientes y se necesita un período de adaptación. Esta es una excelente oportunidad para destacar los beneficios que posee, tanto a nivel particular como de la empresa, y de los retos que se presentan. En cuanto a los inconvenientes se debe mostrar una actitud positiva para solventarlas y que la productividad no se vea amenazada.

¿Cómo solucionaste un conflicto con un compañero?

En el telerabajo también ocurren situaciones de conflicto con compañeros o clientes como ocurre en la oficina. En las comunicaciones escritas se pueden malinterpretar algunos mensajes, que no se produciría en caso de una interlocución verbal. En un entorno remoto llegar a una solución se hace más complicado. El reclutador quiere ver la capacidad de reacción del candidato en una coyuntura de estas características y su capacidad para resolver problemas. En la respuesta se debe mostrar proactividad en la resolución de incidencias para que no vayan a más.

¿Cómo desconectas del trabajo?

Cuando se trabaja desde casa se tiene que saber diferenciar muy bien lo que es la vida laboral con la personal. Aunque se ocupen las mismas paredes. Hay personas que sufren porque nunca cambian de ubicación y su rendimiento y salud se ven afectadas. En la respuesta se deberá especificar los descansos que se toman durante el día y los horarios. Además también se explicará la facilidad que se posea para desconectar del trabajo una vez concluye la jornada laboral.

Preguntas trampa en una entrevista de trabajo

En una entrevista de trabajo además de las típicas, también parecerán las denominadas preguntas trampa, que son cuestiones complicadas en su respuesta y que se producen con un propósito. Una pregunta trampa es aquella que se realiza con la intención de descubrir alguna cosa más sobre el candidato y que no aparece en su curriculum vitae, como sus valores o habilidades.

El aspirante al empleo no se las espera y puede quedarse descolocado, por lo que debe tener cintura para saberlas detectar y contestar correctamente. También sirven para poner presión y ver como se desenvuelve. Los técnicos de recursos humanos en el proceso de selección aprovechan este tipo de interrogaciones para sacar conclusiones y descartar aspirantes.

Algunos ejemplos de pregunta trampa son:

¿Por qué deberíamos contratarte?

¿Cuáles son tus mayores defectos?

¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo?

¿Qué errores has cometido en tus anteriores puestos de trabajo?

¿Por qué dejaste tu anterior empleo?

¿Por qué quieres cambiar de empleo?

¿Por qué llevas tiempo sin trabajar?

¿Cuáles son tus pretensiones salariales?

¿Por qué deberíamos contratarte?

¿Qué metas tienes en la vida?

Cómo preparar las respuestas de una entrevista laboral

Para tener más posibilidades para ser contratado en una entrevista de trabajo la mejor opción es preparar el encuentro. Saber contestar correctamente las preguntas frecuentes que se tienen en este tipo de encuentros es muy importante.

Una buena preparación servirá para mantenerse más relajado, causar una excelente impresión y destacar por encima del resto de candidatos. Aquí presentamos algunos consejos para contestar de la manera correcta:

Conoce la empresa

Para llegar con la mejor preparación es necesario preparar la entrevista de trabajo. Se trata de investigar la empresa y el puesto que se ofrece, con sus características y funciones que estén especificadas en la oferta laboral, el rol a desarrollar y aspectos de este tipo para tener la máxima información posible. También se tiene que visitar la web y las redes sociales de la empresa, además de interesarse para conocer el sector en el que se desarrolla. De esta manera se podrá tener una mejor idea y realizar respuestas más fundamentadas.

Tómate tu tiempo

En las respuestas se trata de no liarse y mostrarse seguro. Unas preguntas son más complejas que otras para contestar, por lo que se debe mantener la tranquilidad y tomarse su tiempo para pensar. No hay prisa. No es ninguna carrera. Mejor dar una respuesta que esté bien razonada que decir lo primer que se te pasa por la cabeza. Lo importante es transmitir confianza i dar una buena imagen.

Controla los nervios

En una entrevista se debe mostrar seguridad. Aunque es humano tener nervios, y más ante un hecho importante como la posibilidad de conseguir un nuevo empleo, la actitud debe ser serena y no mostrarse dubitativo en las respuestas. Deben evitarse movimientos que presenten inseguridad o no estar cómodo con la situación, como tocarse la cara, tener una postura del cuerpo poco natural o sudar. Si estás tranquilo el encuentro será más cómodo.

Ensaya la entrevista

Si es necesario para sentirte más tranquilo y seguro para acudir a la entrevista de solicitud de empleo puedes practicar el encuentro, con las diferentes cuestiones que te pueden hacer llegar los responsables de recursos humanos, y las respuestas que darás. Servirá para evitar errores que afecten a la decisión del reclutador y no tropezar donde lo pueden hacer otros candidatos. Tienes tiempo para tenerlo bien preparado y que no se produzcan sorpresas, aunque eso siempre dependerá de las preguntas que se realicen. También es una forma de anticiparse a las cuestiones que te harán. Puedes ensayar solo, en voz alta, o que alguien te ayude y sea el encargado de realizar las preguntas laborales.

Evita quedarte en blanco

Es básico tener siempre una respuesta adecuada. Esta circunstancia marca la diferencia de ser el elegido para ocupar la plaza vacante o ser rechazado y quedar fuera del proceso de selección. Preparar una entrevista laboral vale para saber siempre que decir y dar la mejor contestación a las diferentes cuestiones que se planteen. No saber que responder y quedarse dubitativo es una mala señal para los reclutadores.

No interrumpir

Es una norma fundamental de educación y en un encuentro profesional de este tipo todavía más. Espera tu turno de palabra. Siempre tienes que dejar terminar las preguntas y entonces responde. Si te has dejado algo importante por decir, espera a ampliar tu discurso en la siguiente cuestión. No tengas prisas y mantén las formas.

No te enrolles

Las respuestas deben tener su justa medida, ni demasiado cortas ni largas. En muchos casos ser claro y conciso es una virtud que se valora enormemente. No por extenderte más tu respuesta parecerá más fundamentada, completa o interesante. Ser breve no significa que tengas que responder con monosílabos. Despliega tu discurso lo necesario y que sea atrayente para tus interlocutores.

Con la verdad siempre por delante

Es una obviedad, pero no se debe nunca olvidar. En una entrevista de trabajo se tiene que ser sincero. La verdad y el sentido común deben imperar en cada respuesta. Querer ampliar tu experiencia o tus conocimientos, o decir que has trabajado en una empresa u ocupado un puesto que no se ajusta a la realidad es contraproducente. Es fácil para un profesional de recursos humanos detectar estas inexactitudes. Hay muchas vías para investigar y averiguar este tipo de cosas. En este caso olvídate de conseguir el empleo.

No recites tu currículum

Una entrevista de trabajo sirve para conocer a los candidatos y comprobar que características y conocimientos que tienen, para comprobar quien es el idóneo para el puesto que se oferta. Es una conversación y como aspirante debes causar una buena imagen en la interlocución. Por este motivo no se trata de enunciar punto por punto todo tu curriculum vitae. Los reclutadores ya lo conocen y quieren saber más de ti, como eres y como te desempeñas en tu posición.

Evita criticar

Aunque hayas padecido malas experiencias profesionales con anterioridad, y la más reciente es el motivo por lo cual estás interesado en un cambio de empleo, no hables mal de las empresas en las que has estado, los jefes que has tenido o los compañeros con los que has compartido proyectos. Podrías parecer una persona conflictiva.

Escucha con atención

Siempre es importante escuchar y esta no es ninguna excepción. Es indispensable que escuches atentamente todo lo que se diga, para no perder el hilo de la conversación y responder lo que te piden, no otra cosa. Seguir esta pauta permite generar una buena impresión al personal de recursos humanos y la entrevista de trabajo no se extenderá en el tiempo más de lo debido.

Deja un comentario